Invertir en el espacio de trabajo incrementa el bienestar y la productividad

 19-02-2021
Patricio Contreras

 

   

 

Crédito foto: Yasmina H en Unsplash

Crédito foto: Yasmina H en Unsplash

 

Si bien por esta época los propósitos de año nuevo comienzan a perder el enfoque, uno inesperado pero fácil de completar es invertir en un mejor espacio de trabajo en casa. Especialmente ahora que la pandemia de Covid-19 altero muchas facetas de la vida, dicha inversión puede contribuir al bienestar y la productividad, particularmente en el trabajo. Ello, de acuerdo con una investigación realizada por el el fabricante de muebles para oficina Herman Miller en asociación con One Poll.

Dicha investigación constó de una encuesta sobre salud y productividad realizada a mil oficinistas trabajando desde casa. Uno de los principales resultados indican, permanecen sentados un 20% más tiempo que antes de la pandemia. También, 9 de cada 10 están experimentando problemas de salud debido a esto y el número de trabajadores que permanecen sentados más de 8 horas al día ha aumentado un 90%.

Sobre ello, dijo a NotiPress Debbie Propst, presidenta de Herman Miller Group Retail: "necesitábamos comprender el impacto que tuvo en los trabajadores la migración de la oficina al trabajo desde casa. Lo que descubrimos fue que las personas pasan más tiempo en interiores, sentadas más tiempo que nunca y no tienen el equipo adecuado para rendir al máximo o, francamente; mantenerse sano."

Viendo las afectaciones a detalle, de los encuestados, casi el 90% de ellos informaron haber experimentado dolor o molestias como rigidez en el cuello (39,4%), dolor de espalda (53,13%) y dificultad para dormir (44,28%). Además de dolor en los brazos (34,53%), dolor en las piernas. (33,83%) y dolores de cabeza o fatiga visual (27,26%), todo desde el inicio de la pandemia.

Otro resultado de la encuesta muestra que más del 50% aseguró no estar trabajando en un espacio de oficina en casa. Afirman hacerlo desde sitios no tan cómodos como la mesa de la cocina o el comedor, el sofá, la cama o el automóvil. Al respecto, Propst considera, si bien la gente subestimaba el valor de los muebles de oficina ergonómicos, "después de experimentar el trabajo fuera de sus oficinas ergonómicamente equipadas, finalmente está empezando a creer en su valor ".

Herman Miller también encontró, casi 8 de cada 10 trabajadores remotos creen que tener una mejor configuración de oficina en casa los ayudaría a ser más productivos. Un 95% estuvo de acuerdo en necesitar mejoras (como una silla ergonómica, un monitor adicional, o un escritorio regulable en altura) para sentirse más cómodo trabajando desde casa. Y la demanda parece ir en ascenso, pues la encuesta encontró que más del 40% colocó una silla de oficina de diseño ergonómico en la parte superior de su lista de deseos. También, a un abrumador 78% de los estadounidenses le gustaría recibir como regalo una silla ergonómica.

Finalmente, Propst señala en que si un empleado está sentado más de 8 horas al día, "su salud está absolutamente ligada a la ergonomía de cómo se sientan. Es lógico que un empleado que esté sentado cómodamente y sin dolor será más productivo ". Debido a esto, invertir en equipo ergonómico podría ser importante para cumplir el propósito de adquirir mayor bienestar durante la nueva normalidad y la era del trabajo en casa.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS