La prueba casera de orina para detectar cáncer cervicouterino

 28-11-2019
Patricia Manero

 

   

 

Actualmente, el cáncer cervicouterino es la séptima neoplasia más común en el mundo y la cuarta más frecuente en mujeres. Asimismo, se tiene estimado la presencia de 528 mil casos nuevos diagnosticados por año, 85 por ciento de éstos se registran en países subdesarrollados; en América Latina esta neoplasia toma el segundo lugar entre las más comunes en mujeres, con una incidencia de 21,2 casos por 100 mil mujeres, con valores superiores en países como Perú, Paraguay, Guyana, Bolivia, Honduras, Venezuela, Nicaragua y Surinam.

Investigadores de la Universidad Queen Mary de Reino Unido desarrollaron una prueba casera de orina, la cual ayudará a la detección temprana del cáncer cervicouterino, sería la alternativa de la prueba de Papanicolau y la visita al ginecólogo.

En este sentido, las muestras otorgadas por 600 mujeres fueron analizadas por un test que mide los cambios químicos detectados en las muestras de orina o fluidos vaginales en función de calcular el riesgo de una mujer de padecer este tipo de cáncer.

S5, como nombraron al test, pudo distinguir de manera exitosa qué mujeres presentaba lesiones precancerosas que fueron diagnosticadas con la forma de detección convencional. No obstante, aunque el muestreo fue preciso aún no es lo suficientemente efectivo como el Papanicolau.

De esta manera, el estudio prevé, las mujeres podrán realizar la prueba en casa, así como pedir el kit en Internet, después enviar las muestras por correo para su posterior análisis en el laboratorio. Asimismo, expertos dicen, las citologías seguirán practicándose, pero esta prueba se suscribe como una opción incluyente, al ser más económica y sencilla, por ejemplo, para mujeres que no se realizan el Papanicolau por falta de dinero o por cuestiones culturales.

"Para aquellas mujeres que encuentran difíciles los métodos actuales, incluidas las que tienen discapacidades físicas o traumas, puede significar un acceso a una prueba de detección que funciona de manera más aceptable y accesible" afirmó Robert Music, director de Jo’s Cervical Cancer Trust.

La prueba de Papanicolau tiene el fin de detectar signos tempranos de cáncer, comúnmente conocido como precáncer, en función de tratarse para prevenir la enfermedad y todas las mujeres con cuello uterino entre 25 y 64 años deben hacerse la prueba. No obstante, gran parte de las mujeres evitan realizarla debido a la vergüenza en su apariencia u olor; también la desinformación e ingenuidad son factores que evitan su realización, ya que muchas mujeres no le dan importancia a esta prueba, aunque el cáncer cervicouterino sea el más común entre mujeres de 35 años.

Según los investigadores, el test debe ser probado en más de 10 mil mujeres y pronostican que estas pruebas caseras de orina podrían estar disponibles dentro de cinco años en Reino Unido, en función de mejorar la detección del cáncer cervicouterino.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-