Legalización incrementó el consumo conjunto de cannabis y alcohol en adolescentes

 05-09-2021
Jorge Cerino
   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

En años recientes son cada vez más los países donde se legaliza el consumo de cannabis recreativo, con un crecimiento tal que se espera para 2026 un valor de mercado de 42 mil millones de dólares en Estados Unidos, según el portal Statista. Sin embargo, al tratarse de una nueva industria, muchas de sus consecuencias aún se encuentran en estudio y algunos descubrimientos llaman a una regulación más rigurosa. En este sentido, una investigación publicada en el American Journal of Preventive Medicine señaló un aumento en el consumo de cannabis acompañado de la ingesta de alcohol en adolescentes.

Los investigadores señalaron que la despenalización de la marihuana recreativa se asoció con mayores probabilidades de tomar alcohol. Este efecto se observó con mayor fuerza entre adolescentes, quienes informaron sobre la ingesta de alcohol en exceso durante un periodo de 30 días. En este sentido, hubo una asociación positiva entre la legalización y la frecuencia del consumo de dichas sustancias.

Según los investigadores, se requieren mayores restricciones en la cantidad de puntos de venta minoristas de alcohol y cannabis para combatir el aumento del consumo conjunto entre este grupo de edad. Así también, restricciones a los horarios de venta y publicidad, junto a la aplicación de impuestos más altos sobre los productos alcohólicos y la marihuana, a fin de disminuir su disponibilidad para los adolescentes.

De acuerdo con la Clínica Mayo, jóvenes que fuman marihuana corren riesgo de padecer problemas de aprendizaje y memoria, coordinación, tiempo de reacción y juicio, alucinaciones, paranoia y una variedad de problemas emocionales. Su consumo también puede causar dificultades académicas, rendimiento deportivo deficiente, problemas para conducir y relaciones conflictivas, asegura la entidad de salud. Asimismo, un estudio publicado en la revista Scientific Reports encontró que consumidores frecuentes de cannabis en la adolescencia tienen más probabilidad de tener hijos prematuros.

La ingesta de alcohol en conjunto con cannabis puede traer serias consecuencias para la salud de los adolescentes. Ante el incremento de su consumo, las autoridades deben tomar las medidas adecuadas para combatir la disponibilidad de estas sustancias entre las personas de este grupo de edad. De no hacerlo, los efectos para la salud pública podrían ser graves dados los problemas que acarrea la ingesta de alcohol y marihuana a temprana edad.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS