Los 5 neuromitos del aprendizaje: ¿cómo aprovechar el cerebro para aprender más?

 23-11-2022
Samara Mejía
   

 

Crédito foto: Pixabay

Crédito foto: Pixabay

 

El cerebro es un órgano el cual ha sido estudiado durante miles de años, y aunque su avance trajo consigo mejoras para la salud, aún no se ha descubierto del todo. Tras ello, existe una disciplina que estudia el funcionamiento del cerebro humano y el sistema nervioso en relación con las conductas humanas o comportamiento: la neurociencia.

Por esta parte, existen diversos neuromitos del aprendizaje, puesto que cada cerebro recibe la información y la dosifica de diferente manera. La doctora Svetlana Loginow, profesora adjunta en la Broward International University-BIU (BIU University) compartió información con NotiPress para aclarar dichas dudas; además, para saber cómo aprovechar el cerebro para aprender más.

Así pues, el primer neuromito del aprendizaje es que solo se utiliza el 10 por ciento del cerebro. "La mayoría del tiempo estamos utilizando casi la totalidad de nuestras funciones cerebrales, incluso cuando no estamos conscientes de ello, como por ejemplo cuando dormimos", señaló la doctora. De acuerdo con recientes estudios en neurología, el ser humano utiliza casi la totalidad de sus capacidades cerebrales para poder llevar a cabo cualquier tipo de actividad.

Otro de los neuromitos es si existen diversos estilos de aprendizaje; dicha duda se ha desarrollado por su falta de base empírica, menciona Loginow. De tal manera, el canal receptor de la información son los sentidos, lo cual origina un impulso eléctrico que se conecta y activa redes neuronales. Por lo cual, el aprendizaje no depende de un solo canal, el ser humano es integral, con la capacidad de aprender de distintas formas esto para aprovechar que el cerebro aprenda más.

La existencia de personas quienes aprenden solo con uno de los hemisferios es otro de los neuromitos más comunes del aprendizaje. Esto no es cierto, porque ambos hemisferios son parte de un sistema nervioso completo, es decir, no es posible que solo se use uno de los hemisferios. "Para el aprendizaje especialmente, es necesario que ambos hemisferios trabajen por igual", esbozó la doctora Svetlana.

De acuerdo con la experta, los primeros años de aprendizaje son relevantes, pero no son los más importantes, según señala uno de los neuromitos del aprendizaje. "En los primeros años de infancia, los niños son mucho más susceptibles a incorporar información en determinado momento. Pero eso no significa que los aprendizajes no se den a lo largo de la vida, ya que los cerebros tienen la capacidad de cambiar", añadió.

Igualmente, no se ha detectado una estructura cerebral que sea diferente entre ambos sexos; de esta manera es uno de los neuromitos del aprendizaje. Si bien en este campo de la neurociencia se han detectado mínimas diferencias en el cerebro de cada sexo, pero esto no afecta los procesos de aprendizaje.

"La neurociencia cognitiva, cada día abre nuevos horizontes en cuanto a la investigación de las relaciones que se establecen entre los procesos mentales en situaciones de aprendizaje. Ello, apoyando a los docentes para comprender mejor los procesos mentales involucrados en el aprendizaje", concluyó la doctora Svetlana Loginow.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS