Una mala alimentación puede traer problemas de salud sexual, revelan expertos

 30-09-2022
Patricia Manero
   

 

Crédito foto: Josué Díaz (NotiPress/Composición)

Crédito foto: Josué Díaz (NotiPress/Composición)

 

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Northumbria, los problemas de conducta alimentaria se hicieron más frecuentes en la pandemia de Covid-19. Nueve de cada 10 personas se vieron afectadas por mala alimentación o algún trastorno alimenticio, generando, entre otras, problemas en la salud sexual.

Consultada por NotiPress, Clínica Imagine compartió algunos de los problemas de salud sexual que puede originar tener una mala alimentación o algún trastorno alimenticio. La clínica dedicada a optimizar la salud, la mente y las emociones de las personas con complicaciones asociadas con la nutrición aseguró que uno de los sistemas más afectados por estos padecimientos son el reproductivo y el sexual.

"La alimentación es fundamental para el bienestar de cualquier ser vivo, de ella dependen todos los sistemas", indicó Jimena González, nutrióloga especializada en metabolismo clínico y dieta de aporte proteico, a la agencia de noticias. Asimismo, explicó que cuando existe algún trastorno de la conducta alimentaria o se tiene una mala alimentación, la salud sexual se ve afectada.

¿Cómo afecta la mala alimentación a la salud sexual?

Una mala alimentación o trastorno alimenticio puede desencadenar enfermedades como el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), disfunción eréctil, infertilidad y problemas emocionales. Sin embargo, reitera González, a veces las personas no lo atienden por vergüenza o porque lo consideran algo poco importante.

A nivel hormonal, la deficiencia de nutrientes tales como la vitamina B, isoflavonas, fibra o hierro puede afectar la testosterona y progesterona. Esto tiene consecuencias como la disminución ovulatoria en las mujeres y problemas de fertilidad.

"Cuando hay problemas para controlar el peso, las hormonas de la progesterona y la testosterona se ven afectadas. Esto no sólo repercute internamente, también a nivel mental, porque para la mente se muestra una imagen distorsionada del cuerpo y causa problemas emocionales como distorsión de la imagen corporal y provocar baja autoestima": Jimena González, nutrióloga especializada y fundadora de Clínica Imagine.

Por otro lado, la serotonina -mejor conocida como la hormona de la felicidad- también se afecta cuando se tiene una mala alimentación. Por ello, para mantener una buena salud física y mental, es importante contar con un seguimiento y programa alimentario especializado, a través de tratamientos integrales.

La alimentación también habla de la salud sexual

Dietas de consumo bajo de nutrientes y alto contenido en grasas no son las únicas que afectan a las hormonas. En este sentido, problemas relacionados con el control de peso también causan problemas de salud sexual y, por lo tanto, a la salud nutricional y mental.

Rubén Casillas, especialista en Nutrición y colaborador de Imagine, explica, la alimentación influye directa e indirectamente aspectos de toda la salud, incluyendo la salud sexual. "Cuando la comida que ingerimos es carente de vitaminas y minerales, grasas saturadas o con exceso de sal, pueden producirse episodios de disfunción sexual", menciona.

Ciertas hormonas se ven afectadas con los trastornos alimenticios o mala alimentación, asegura Casillas. Tanto en el sobrepeso como en la anorexia y bulimia existen riesgos de desajuste hormonal y problemas de embarazos. Jimena González asevera que los trastornos de conducta alimentaria como bulimia y anorexia crean amenorrea, es decir, la ausencia del periodo.

Por consecuencia, cuando se padecen trastornos alimenticios o mala alimentación existen pocas posibilidades de un adecuado desarrollo hormonal. González indicó, el 90 por ciento de pacientes que se atienden en la clínica por problemas de conducta alimentaria y, que después de un tratamiento multidisciplinario (con apoyo nutricional y emocional), logran tener una recuperación exitosa.

Trabajar con la supervisión multidisciplinaria puede hacer que se superen problemas nutricionales, sugiere González. Bajo este contexto, los diagnósticos requieren de estudios especializados para saber el tratamiento integral más adecuado.

Existen alternativas multidisciplinarias como Clínica Imagine, la cual contó a la agencia de noticias su método. Imagine propone aplicar un cuestionario nombrado "las esferas de la salud": esfera digestiva, emocional, esfera de nutrientes y la esfera hormonal. En cada apartado, se da un resultado del estado físico de una persona, tras la evaluación se conoce el estado del paciente.

Según los expertos consultados por la agencia de noticias, una mala alimentación sí puede generar problemas de salud sexual y reproductivos. Ante este panorama, tener un acompañamiento especializado proporciona herramientas las cuales ayudan a combatir padecimientos como obesidad, trastornos alimenticios y otras afecciones. La revisión frecuente y el cuidado a estas enfermedades requiere de un seguimiento a través de especialistas, así como tratamientos particulares que sean los más efectivos y funcionales para cada paciente.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS