Dish y Google, en pláticas para crear un nuevo operador de telecomunicaciones en EEUU

 08-07-2019
Belem Ruiz

 

   

 

Dish y Google se encuentran en pláticas para crear un nuevo operador de telecomunicaciones en Estados Unidos; la creación del nuevo proveedor de servicios inalámbricos depende en parte de que se realice la fusión de T-Mobile y Sprint. Durante meses estos dos operadores han estado trabajando a fin de conseguir la aprobación de autoridades federales y estatales estadounidenses necesaria para que se dé la fusión de 26 mil millones de dólares; mejor cobertura, velocidades más rápidas y precios más bajos (al menos por un período) son parte de las promesas de la fusión.

Ahora bien, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha puesto algunas condiciones al plan de T-Mobile y Sprint de crear New T-Mobile, entre ellas está la creación de un nuevo operador inalámbrico para competir en el mercado. Dish, el gigante de la televisión satelital con sede en Colorado que ya posee 10 mil millones de dólares en espectro inalámbrico no utilizado, planea lanzar una red inalámbrica para competir con AT&T, Verizon y New T-Mobile; adquirir más torres y equipos de T-Mobile daría a Dish la oportunidad de crear la siguiente gran red inalámbrica en Estados Unidos.

Google, al parecer, podría sumarse a la iniciativa, según algunas fuentes que aseguran Alan Mulally, el actual director de Alphabet, ha entablado conversaciones con Dish Network con este propósito. Gran parte del modelo de negocio de Google depende de que sus usuarios tengan acceso a un Internet rápido, confiable y asequible; de ahí las especulaciones. A esto se suman los problemas enfrentados por la gigante tecnológica en la expansión de Google Fiber; en este sentido, las conexiones inalámbricas contribuirían a resolver tales problemas de expansión.

Cabe mencionar que Google ya opera su propio operador móvil virtual, Google Fi, gracias al arrendamiento de espectro inalámbrico de Sprint, T-Mobile y US Cellular. Si la big tech se asociara con Dish, podría liberarse del arrendamiento de estos operadores y ofrecer un servicio completamente nuevo a sus usuarios. Por su parte, Deutsche Telekom, la empresa matriz de T-Mobile, insiste en que Dish acuerde no vender más de 5% de participación a un tercero si se llega a un acuerdo; tales términos no satisfacen ni a Dish ni al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En tanto que Dish podría ser el único comprador viable, incluso si la fusión fuera aprobada y Google y Dish comenzaran a crear su propio proveedor de servicios inalámbricos, el lanzamiento del nuevo servicio inalámbrico tardaría aproximadamente tres años. En suma, Dish y Google se hallan en pláticas preliminares para crear un nuevo operador de telecomunicaciones en Estados Unidos; primero debe aprobarse la fusión de Sprint y T-Mobile (ésta se enfrenta a casos judiciales en 14 estados cuyo propósito es detener la multimillonaria fusión).

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-