¿Cuál es el panorama de vacunación contra Covid-19 y aparición de nuevas variantes?

 30-11-2021
Jorge Cerino
   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

En el mundo se reaviva la preocupación por la pandemia de Covid-19, tras la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la variante ómicron (B.1.1.529) del SARS-CoV-2 como variante de preocupación. Este hecho también revive la discusión sobre la brecha de vacunación contra la Covid-19 entre los países de altos y bajos ingresos, ante la posibilidad de nuevas oleadas de contagio. Aunque a nivel mundial se han repartido casi 8 mil millones de dosis de vacunas, solo el 2.9% de personas en países de bajos ingresos cuentan con el esquema completo.

Sobre esta situación, la herramienta Our World in Data señala apenas un 27.4% de personas completamente vacunadas en los países de recaudación media baja. En contraste, en naciones de ingresos medios altos un 64.9% de personas se han vacunado completamente y en territorios de ingresos altos, un 67.4 por ciento. Esta brecha crece conforme las naciones de ingresos altos toman la decisión de aplicar vacunas de refuerzo a sus poblaciones. El 11 de noviembre 2021, la proporción de dosis de vacunas contra la Covid-19 administradas diariamente como refuerzo a nivel global alcanzó el 26.30%. Sin embargo, la aplicación de estas dosis se concentra en las regiones más ricas, con 9.67 dosis de refuerzo aplicadas por cada 100 habitantes en zonas de alto desarrollo. En los países de recaudación media alta, esta cifra es de menos de la mitad, 4.38 dosis por cada cien personas. Mientras tanto en las naciones de renta media baja es de apenas 0.14 por cada cien personas y de cero en los regiones de baja recaudación.

Además de los riesgos de Covid-19 en naciones con bajos recursos, la desigualdad en la tasa de vacunación es factor de riesgo para la aparición de nuevas variantes. Un estudio publicado en la revista Current Biology, en julio de 2021, señala que la inmensa cantidad de casos de Covid-19 activos actualmente, aumenta enormemente la probabilidad de surgimiento de nuevas variantes. Además, la probabilidad de establecimiento de una una variante depende de su transmisibilidad en la población donde surge, así como de la naturaleza y extensión de contactos entre individuos y eventos fortuitos.

Pese a reconocer que no puede reducirse la tasa de mutación de SARS-CoV-2, el estudio señala la posibilidad de reducir el riesgo de aparición de mutaciones múltiples. En términos generales, es posible reducir la tasa de aparición de nuevas variantes de preocupación del coronavirus y ralentizar la propagación de las existentes al reducir el número total de casos activos. Esto mediante la vacunación a escala mundial, aunada al mantenimiento o mejoramiento de las intervenciones no farmacéuticas ya conocidas. Es decir, detección de casos y aislamiento, rastreo de contactos y cuarentena, uso de cubrebocas, distanciamiento social y ventilación de espacios.

A pesar del conocimiento científico de la necesidad de una vacunación a escala mundial, organismos de salud se vieron en la necesidad de recalcar la desigualdad en la distribución de vacunas. El 29 de noviembre de 2021, el Fondo africano para la adquisición de vacunas (AVAT), los Centros de África para el control y prevención de enfermedades (CDC de África) y el mecanismo Covax, de la OMS emitieron un comunicado conjunto al respecto. En él señalan que, hasta ahora, la mayoría de las donaciones de vacunas al continente africano han sido ad hoc, se han proporcionado con poca antelación y con una vida útil corta. Esto ha dificultado planificar campañas de vacunación y aumentar la capacidad de absorción de está problemática. Conjuntamente llamaron a la comunidad internacional, en particular a donantes y fabricantes, para comprometerse con el esfuerzo de vacunación contra Covid-19 y cambiar esta tendencia.

Reducir los contagios de Covid-19, mediante la vacunación, disminuye el riesgo de aparición de nuevas mutaciones y de potenciales variantes de preocupación. Mientras la brecha de vacunación persista y haya en el planeta países con gran parte de su población desprotegida contra el virus, la amenaza de nuevas variantes seguirá siendo alta. Esta amenaza es preocupante para el planeta, ya que puede dar origen a variantes más contagiosas del coronavirus y, en algún momento, con la capacidad de evadir la protección de las vacunas existentes.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS