Pese negativa de AMLO, aumentar edad de retiro es pertinente en reformas a pensiones

 15-10-2019
Emiliano Fuentes

 

   

 

Las declaraciones de Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en el contexto de la Cuarta Convención Nacional de Afores, el miércoles 9 de octubre 2019, reavivaron el debate sobre el aumento de la edad de retiro para dar viabilidad del sistema de pensiones o de fondos para el retiro de los trabajadores. Ante las declaraciones de Herrera, el presidente de México comentó su negativa a la propuesta argumentando "nosotros tenemos que actuar con una política laboral distinta a la que se aplicó a la época neoliberal".

Herrera dijo "para que los trabajadores tengan pensiones más dignas se necesita que ahorren más, aporten más (voluntariamente) o que, en algún momento, aumente la edad de retiro", con lo cual se abre una discusión con visión de futuro.

En la convención, el responsable de la SHCP, destacó la labor del gobierno federal para reformar el sistema del retiro. No obstante Andrés Manuel López Obrador (AMLO) comentó "mientras yo sea presidente no va a modificarse la edad en lo que a nosotros corresponde" casi dilapidando la alternativa.

Contrario a la negativa de AMLO, el avance de la ciencia está generando un incremento en la esperanza de vida a nivel mundial y México no es la excepción por lo cual diversos expertos han comentado la necesidad de aumentar gradualmente la edad de retiro e impulsar esquemas alternativos que complementen el ahorro y de manera simultánea combatir la informalidad y subempleo.

José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo de México (Concanaco-Servytur), dio su postura para resolver la compleja problemática, donde sugirió "considerar el ahorro voluntario y el aumento gradual en la aportación del patrón, el estado y el trabajador, un modelo tripartita, alineado a los incrementos salariales".

Durante 2021 se jubilará la primera generación dependiente de su ahorro en las Afores después de 22 años del arranque del sistema, para sobrevivir durante la vejez el resto de su vida. Esta generación, tendrán un ahorro sumamente limitado al final de su vida laboral, por el que obtendrán una tasa de remplazo de aproximadamente 24%, menos de una cuarta parte de su sueldo como trabajador activo.

Con una aportación de 6% del salario, 2% se va a programas de vivienda en el Infonavit, solo quede 4% para ahorro de pensiones el cual resulta insuficiente puesto que la aportación mínima para esperar a una tasa de reemplazo de 70% es de un mínimo de 15% del salario.

El ahorro acumulado durante estos años bajo el esquema de las Afores, representan poco más del 15% del Producto Interno Bruto (PIB). Si se incrementara el número de aportaciones y se canalizara hacia inversión productiva, se aumentaría la rentabilidad de los activos y podría ayudar a elevar la productividad y competitividad de la economía mexicana.

Una acertada reforma de los sistemas de pensiones puede detonar el crecimiento y desarrollo del país. Es necesario lograr elevar la tasa de ahorro en la economía y encausar el ahorro a la inversión, de forma eficiente, a fin de generar un círculo virtuoso.

La cuestión pensionaria no puede resolverse si no se concibe como parte de una estrategia económica responsable que permitan elevar el monto de las pensiones, mediante un equilibrio justo entre aumento en la edad de retiro y las contribuciones obligatorias de los trabajadores.