Aprendizajes de economía en épocas de coronavirus

 23-04-2020
Sergio F Cara

 

   

 

La pandemia de coronavirus deja al mercado lecciones de economía. Así, la inflación general cae bruscamente en el primer semestre de 2020 y los elementos no básicos explican una parte de la declive económica. La caída de las tarifas aéreas y paquetes turísticos deterioran al sector de servicios. El Banco de México (Banxico) ve que el colapso de la demanda ejerce una presión a la baja sobre los precios. Según datos preliminares de la encuesta del PMI, la economía de Europa registró en abril de 2020 caídas históricas. En este contexto, Banco BASE predice, al finalizar 2020, la tasa de referencia del banco central mexicano podría ubicarse en un 4.5%, es decir, 150 puntos base por debajo del nivel de abril.

Elementos no básicos explican gran parte del declive, sostiene el banco suizo UBS. La inflación no subyacente en el primer semestre llegó a -3.4% indica un comunicado al que accedió NotiPress. Esta lectura negativa refleja en parte la disminución estacional de las tarifas de electricidad en los estados del norte, pero también el colapso de los precios de la gasolina en los puntos de distribución a causa de la baja global del barril de petróleo, así como una fuerte caída en fruta fresca y precios liderados por tomates. Por el contrario, otros precios agrícolas, como los precios del huevo, están experimentando un incremento. En total, la inflación no subyacente ahora se está ejecutando en territorio negativo sobre una base de 12 millones, la primera vez en la historia de la serie. Un enorme aprendizaje.

De acuerdo a UBS, hay dos puntos clave de los números principales de la economía. Uno se relaciona con la caída de la inflación del servicio y otro con el incremento de precios de mercaderías por sobre servicios, en particular, el de alimentos procesados. La caída de las tarifas aéreas y los precios de los paquetes turísticos lejos de repuntar en Semana Santa, cayeron de forma estrepitosa. Los bienes de consumo no alimentarios también influyen y generan un gran aprendizaje. El componente de los precios presumiblemente más sensibles al tipo de cambio, están viendo caer su inflación a un preocupante 2,3% en una base de 12 millones.

El banco central declaró recientemente que los riesgos para la inflación ahora aumentan tanto al alza como a la baja. Específicamente, Banxico ve que el colapso de la demanda ejerce una presión a la baja sobre los precios. UBS lo explica en el comunicado, "lo que hemos visto en el último mes es que la caída de la demanda está haciendo que los precios del servicio bajen, pero aún no hemos visto ninguna evidencia de transferencia de divisas. En cambio, lo que vemos como una fuente potencial de presión al alza sobre los precios proviene de los alimentos, particularmente de los productos procesados y productos como los huevos y las aves de corral".

Por ello, precisamente estos bienes, algunos de los cuales pueden sufrir interrupciones en las cadenas de suministro mundiales, son los que requieren de un monitoreo permanente en durante 2020 para detectar signos de presiones al alza, agrega el comunicado de UBS sobre los aprendizajes de economía en épocas de coronavirus; esto permitiría contrarrestar al menos parcialmente los descensos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-