Economía global y expectativas de crecimiento para México

 03-08-2019
Ximena Salazar

 

   

 

Como suceso relevante en el ámbito económico de la semana, la noticia más importante fue la reducción de la tasa de interés en 0.25 puntos base por parte del banco central más poderoso del mundo (Fed). Aunque algunos participantes del mercado esperaban una disminución hasta de 50 puntos base ante la presión ejercida por el presidente Donald Trump, el jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell advirtió, el ciclo de recortes no se extenderá por mucho tiempo. Esto evidencia que la política monetaria acomodaticia no será la principal herramienta para fortalecer la economía debido al riesgo de caer en la llamada trampa de liquidez, en la que a pesar de aumentar la masa monetaria no hay efecto en el crecimiento económico.

Las cifras de desempleo se mantienen en 3.7% a cierre del julio de 2019. Esto demuestra una economía estadounidense en fase de expansión, con una inflación en niveles manejables. Optar por una fuerte reducción de tasas es más riesgo que contribución. A pesar de la tensión comercial con China, la cual tiende a no ceder, el mandatario estadounidense busca mayores compras de granos por parte del país oriental y no estará conforme hasta que esto suceda.

Hard brexit sigue siendo noticia al crecer la incertidumbre debido a que la Comisión Europea anunció que está preparada para enfrentar una salida del Reino Unido sin acuerdo, aunque muestra interés en renegociar la salvaguarda para la frontera de Irlanda e Irlanda del Norte.

México especuló sobre una recesión técnica sin embargo las cifras finales mostraron una economía creciendo de forma trimestral en 0.05%, y anual de 0.38%. El sector de servicios ha tenido un aporte importante en el comportamiento con un alza del 0.24% seguido por el sector industrial.

En términos anuales la tasa de desempleo se deterioró ligeramente pasando de 3.4% a 3.5% con un comportamiento en el subempleo no prometedor al pasar de 6.8% en 2018 a 7.6% en 2019.

Aunque en un primer momento, las acciones por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de liberar 485 millones de pesos para incentivar la economía fueron inducidas por las señales de desaceleración económica, se busca darle velocidad a proyectos de inversión que generen mayor impulso a la economía.

La no contracción técnica, aunada a las medidas anuncias por la SHCP mejoran, según los analistas, la perspectiva de crecimiento. El presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene la expectativa en el 2% para 2019. Su viabilidad dependerá de la creación de un entorno más cierto para la inversión privada, la reactivar del gasto público y un ajustar a la política monetaria.

El déficit causado por menores ingresos tributarios y petroleros será cubierto por el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestales (FEIP), según anunció Alejandro Gaytán, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda. Esta medida se pudiera considerar de tipo coyuntural para calmar los ánimos del mercado mientras se dan señales más claras para el crecimiento de la economía mexicana.

Por tanto, las noticias de la economía estadounidense y a nivel global son alentadoras para que México. Hacer una buena tarea como le gusta decir a AMLO, haría viable el crecimiento económico del país. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentó datos optimistas en este sentido como el nivel de endeudamiento, por debajo del promedio de la región. Asimismo, destacó los avances de la política económica. "México ha iniciado un proceso de profunda transformación de su modelo económico, eso es lo que estamos viendo claramente", agregó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena Ibarra.