La economía global tras la firma del acuerdo entre China y Estados Unidos

 15-01-2020
Tony Ortiz

 

   

 

Empezaron los movimientos económicos alrededor del mundo tras la firma el 15 de enero de 2020 de la fase 1 del acuerdo para alcanzar la paz comercial entre Estados Unidos y China. El acuerdo fue firmado en la Casa Blanca en Washington por el presidente Donald Trump y el viceprimer ministro chino Liu He.

La negociación de las acciones mundiales sucedieron de forma cautelosa el día de la firma del acuerdo. El índice Euro Stoxx 50 descendió 0,16% y el DAX alemán cayó 0,18% mientras que el FTSE 100 de la Bolsa de Londres aumentó 0,27%. La bolsa de Santiago, por su parte, sufrió una baja de 0.78%.

Ante la espera de la firma del acuerdo, Wall Street registró en su cierre del día 14 de enero de 2020 un aumento llegando a un máximo histórico en el Dow Jones, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq 100 retrocedieron mínimamente. Una vez realizada la firma, el Dow Jones creció 0,31%, el S&P 500 subió 19% y el Nasdaq tuvo una pequeña escalada de 0,08%.

Con respecto a los metales preciosos se ha visto un incremento en sus precios también como efecto del acuerdo. El oro al contado, por ejemplo, ganó un 0.7% dejando a 1557.02 dólares la onza. el paladio llegó a un récord histórico de 2,261.45 dólares la onza durante la sesión para finalmente cerrar con un alza de 2,8% a 2,256.13 dólares. La plata subió un 1,3% a 18.02 dólares la onza, y el platino tuvo un alcance considerable de 3,7% a 1019.20 dólares la onza.

Después de una racha negativa debido a los conflictos en Medio Oriente, el precio de petróleo subió ante las expectativas del acuerdo para posteriormente descender tras la firma. El crudo Brent perdió 49 centavos, o un 0,76%, a 64 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate de Estados Unidos bajó 42 centavos, o un 0,72%, a 57,81 dólares por barril. Es preciso recordar que Estados Unidos y China son los dos grandes consumidores de energía a nivel global.

Nuevos récords se alcanzaron también en los mercados de capitales, siendo el sector en donde se percibió mayores efectos del acuerdo. El peso mexicano se depreció ligeramente frente al dólar, en concreto un 0.12% cotizando, de acuerdo al Banco de México, en 18.80 unidades. El dólar se fortaleció globalmente debido a que el acuerdo no retira el aumento de los aranceles impuestos a China por Estados Unidos, siendo este un factor que golpea la confianza de los mercados.