Economías emergentes recuperan ritmo en los mercados después de salida de capitales

 25-05-2020
Emiliano Fuentes

 

   

 

Los países con economías emergentes se han recuperado después de la tercera semana de mayo 2020, esto se da en medio del anuncio de la posible reapertura parcial de las diferentes economías en la región y la vuelta a una nueva normalidad. Por el comportamiento de las últimas semanas de mayo se puede observar confianza en algunos países emergentes y se tendría que analizar cada caso en particular.

Después de dos meses de una desaceleración tajante de la economía mundial, algunas de las economías que conforman la región de América Latina se preparan para reactivar la industria parcialmente. Muchas de estas economías han optado como primera opción en la política monetaria y, ante la crisis, muchos de estos países están a punto de perder su principal herramienta con disminuciones en las tasas de referencia por parte de los bancos centrales.

Sin embargo, habrá que seguir muy de cerca el bloque de países emergentes. En especial en los países que reportaban niveles cada vez mayores en la participación de la economía mundial, pues 2020 será un golpe muy duro para muchas de ellas. Algunas cerrarán 2020 como primer ejercicio en negativo en toda su historia; esto no consiguió ninguna de las crisis de la última mitad del siglo en las economías emergentes descritas.

En este sentido, cabe recordar que cuando el coronavirus se desató en otros países, impactó en los mercados financieros, desató una crisis en los mercados emergentes. Desde enero, esos mercados sufrieron el retiro de aproximadamente 100 mil millones de dólares, triplicando la pérdida durante un lapso de tiempo similar en la crisis de 2008.

Para evitar una abrupta salida de capitales extranjeros y seguir manteniendo atractiva la inversión, países emergentes como Perú y Chile han reducido los costos de bonos de deuda gubernamental casi a cero, y se ven ahora obligados a considerar nuevas tácticas para rescatar sus economías bajo estrés. En el caso mexicano, resulta ser la única economía de gran magnitud en la región que todavía tiene tasas de interés significativamente superiores a la tasa de inflación, apostando a mantener capitales extranjeros, principalmente.

Con mucho menor margen de maniobra, a diferencia de las economías avanzadas, los países emergentes requieren planes de políticas contracíclicas dependientes más del ámbito fiscal que el monetario. Esta respuesta de los países emergentes más monetaria que fiscal, resulta mucho menos contundente de lo requerido por las circunstancias. El impacto del coronavirus en las economías emergentes se vislumbra severo y se prevé una lenta recuperación, la cual no será ni inmediata ni sincronizada.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-