Fin de la tregua comercial entre Estados Unidos y China y la baja de tasas de la Fed

 04-08-2019
Emiliano Fuentes

 

   

 

La tregua comercial entre Estados Unidos y China se deteriora con la imposición del 10% en aranceles a productos chinos anunciada el 01 de agosto por parte de Estados Unidos. Así, Donald Trump puso fin a la tregua anunciada en el G-20 en Osaka, Japón, el 28 de junio de 2019. Esta nueva escalada en la tensión comercial sobre 300 mil millones de dólares restantes de productos procedentes de China, es una acción que justificaría, según el banco suizo UBS, una reducción constante en las tasas de referencia en el resto del 2019 por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

Analistas anticipan, "creemos que la economía estadounidense es sólida sin contar con la guerra comercial". Por ello, ven pertinente una baja sostenida en las tasas de referencia de la reserva de Estados Unidos en lo que queda del 2019. Asimismo, Trump twitteó, el gobierno de Xi Jinping no había cumplido su parte del tratado acordado, en referencia a la compra de productos agrícolas por parte de China.

Especialistas del banco suizo afirman, "Trump tiene autoridad para imponer las tarifas a voluntad, pues todos los obstáculos legales ya los ha superado".

A menos de 24 horas del anuncio tweet de Trump, la mayor economía asiática canceló una partida de 14,700 toneladas de carne porcina a enviar a Estados Unidos en el resto de 2019 y 2020. El impacto económico es poco claro, debido a la magnitud de las tarifas anunciadas que vuelven difícil hacer predicciones exactas. Considerando los efectos directos e indirectos, expertos indican se esperan comportamientos inesperados.

Por tanto, especialistas del banco suizo sostienen pese a la solidez de la economía estadounidense, que la incertidumbre generada posterior a las nuevas medidas anunciadas por el mandatario estadounidenses, dan justificación suficiente a la Fed para bajar las tasas de referencia en lo que queda del 2019.

Los aranceles tienen por objetivo encarecer los productos extranjeros para impulsar a los productores nacionales, sin embargo, como se ha visto en meses recientes y respaldado por datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, la guerra comercial entre ambas naciones ha significado una reducción importante en el comercio internacional.

UBS asegura, el alza de los precios en bienes al consumidor puede disminuir fuertemente la demanda al punto de cerrar comercios. A pesar del buen estado de la economía estadounidense en su conjunto, la baja sostenida en las tasas de referencia por parte del banco central más poderoso del mundo, es pertinente hasta que finales de 2019.