Fondo Latinoamericano de Reservas suma a Chile como miembro en 2022

 25-02-2022
Patricia Manero y Sergio Cara
   

 

Crédito foto: Cortesía del Banco Central de Chile (Flickr)

Crédito foto: Cortesía del Banco Central de Chile (Flickr)

 

El Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) suma a Chile como miembro en 2022, según compartió el Banco Central de Chile en un boletín consultado por NotiPress el 16 de febrero. En este sentido, el directorio y asamblea del FLAR aprobaron la solicitud de Chile de participar en la organización en la modalidad de banco central asociado.

Chile se convirtió en el noveno país en ser parte del FLAR con el objetivo de buscar estabilidad financiera y económica en la región. La incorporación del Banco Central chileno al FLAR contribuirá al fortalecimiento patrimonial de la institución y a su capacidad de asistencia a sus integrantes.

Siguiendo esta línea, como todos los miembros del FLAR, Chile adquiere el derecho a solicitar los servicios financieros que ofrece la organización. Entre estos servicios destacan los créditos de apoyo a la balanza de pagos, de liquidez y de contingencia. Por otro lado, continuará beneficiándose del apoyo técnico que el Fondo presta a los países en temas cruciales de inversión y manejo de reservas internacionales.

La ampliación de la membresía es un hito significativo para la región y aumentará la capacidad de apoyo del FLAR hasta una cifra cercana a los USD 9.000 millones. "Celebramos la incorporación del Banco Central de Chile al FLAR", expresó el presidente ejecutivo del FLAR, José Darío Uribe. "Este país fue promotor de la creación de esta institución y su membresía no solo fortalecerá la red de seguridad financiera de América Latina, sino también señala a otros países la importancia de hacer parte de un organismo de alcance y relevancia regional".

¿Qué es el FLAR?

Antiguamente conocido como el Fondo Andino de Reservas, el FLAR (Fondo Latinoamericano de Reservas) es una organización financiera de carácter internacional. Es conformada por Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Este Fondo surgió tras la necesidad de estos países de Latinoamérica de contar con una institución financiera propia en función de afrontar los problemas que vienen de los desequilibrios del sector externo de sus economías. Asimismo, su creación en 1978 se pensó para facilitar el proceso de integración regional.

Sus objetivos son:

  • Acudir en apoyo de las balanzas de pagos de los países miembros, otorgando créditos o garantizando préstamos de terceros.
  • Mejorar las condiciones de inversión de las reservas internacionales efectuadas por los países miembros.
  • Contribuir a la armonización de las políticas cambiarias, monetarias y financieras de los países miembros.

Un fondo de reserva más grande para Latinoamérica

América Latina mantiene una vulnerabilidad al ser incapaz de emitir una moneda fuerte como el dólar estadounidense o el euro. Estos mercados tienen liquidez, incluso en tiempos de crisis como lo fue la pandemia o en la antesala de la crisis ruso-ucraniana.

Los países de la región mantienen reservas internacionales, pero las diferentes crisis financieras siempre ponen en jaque a las economías latinoamericanas. La necesidad regional promovió un grupo de trabajo de FLAR para analizar cómo la institución con sede en Colombia podía fortalecer su rol financiero en América Latina. Este grupo convocado en 2019, concluyó que la región requiere un FLAR mucho más grande. El crecimiento para la región es sombrío, según las proyecciones del FMI.

Liliana Rojas-Suarez, economista peruana, considera que la reciente decisión de Chile "es inteligente", ya que fortalece su acceso a la liquidez externa. El aporte de capital de Chile al FLAR ampliará la capacidad crediticia de la institución beneficiando a sus miembros. "Lo que es más importante, la entrada de un miembro con amplia credibilidad financiera solo puede mejorar la calidad de la institución", concluyó la especialista.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS