Gran fragilidad en economía mexicana y recuperación lenta, según Banxico

 08-10-2020
Emiliano Fuentes

 

   

 

Banco de México (Banxico) dio a conocer la minuta de la junta de gobierno para decidir la conducción de política económica, donde se previó un difícil panorama para la recuperación de la economía. En este contexto, aseguraron que la recuperación podría durar de dos a seis años.

Durante la más reciente reunión de política monetaria, el banco central de México disminuyó la tasa de interés de 4.5 a 4.25%, donde la gran mayoría destacó una mejora frágil en consumo e inversión y un entorno muy difícil para aumentar esta última. Por lo mismo, la junta consideró que la conducción de la política monetaria dependerá de la evolución de factores que inciden sobre las perspectivas de inflación y sus expectativas, incluyendo los efectos en ambas tras la pandemia.

Banxico pronostica una recuperación económica lenta y prolongada, donde la incertidumbre jugará un papel importante, pues hay altas posibilidades de que la pandemia por Covid-19 dure más tiempo y la actividad económica se encuentre seriamente afectada.

Asimismo, señalaron que un apoyo fiscal insuficiente aumentaría los riesgos de daños en la economía a largo plazo en diferentes sectores del aparato productivo, las pequeñas y medianas empresas (pymes) serían las más afectadas. Un ambiente de negocios desfavorable, limitará la recuperación de la inversión y se comprometerá aún más el crecimiento potencial de la economía mexicana.

También hubo consenso en las fuertes afectaciones en el mercado laboral pese a que ha ido normalizándose paulatinamente. La mayoría de los asistentes con voto recalcó las elevadas tasas de subocupación, desocupación y población fuera de la fuerza laboral pero disponible para trabajar.

La junta de gobierno coincidió en que se anticiparan condiciones de holgura amplias a lo largo del horizonte en el que opera la política monetaria y se hizo hincapié en la inflación de agosto por encima del 4%. Esta cifra rebasó el rango de variabilidad alrededor de la meta de 3 por ciento. En la minuta presentada por Banxico, se aseguró una inflación con niveles superiores no reportados desde mayo 2019. De esta manera, la inflación en la economía mexicana muestra una aceleración superior a la de muchas economías avanzadas y emergentes.

Muchos consideraron la inflación como un signo de resistencia a los efectos de la pandemia que ha implicado los choques de oferta y demanda, alterando así los precios relativos. De esta manera, la conducción de política monetaria depende de la evolución en los factores que inciden en las perspectivas de inflación y sus expectativas, incluyendo los efectos que ambas pueden tener de la pandemia.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-