Indispensable atender la deuda pública con un plan de estabilidad macroeconómica

 07-09-2020
Ali Figueroa

 

   

 

De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), a través de su Análisis Económico Ejecutivo, con acceso para el equipo de NotiPress, es necesario atender el problema de la deuda pública con un plan de recuperación económica adecuada para la sostenibilidad macroeconómica, ya que el gasto público aumenta, pero no responde a las necesidades generadas en la pandemia de Covid-19, ni se generan los ingresos suficientes.

A partir de los resultados en los indicadores económicos, proporcionados por el Banco de México a través de la Encuesta sobre expectativas de los especialistas en economía del sector privado, para agosto se prevé un ligero aumento de las expectativas sobre el crecimiento económico; principalmente por una caída del Producto Interno Bruto (PIB) en 9.97%, una cifra menor a la estimada durante el trimestre anterior, de 10.02%.

No obstante, debido a la ausencia de políticas de estímulo y negatividad en los indicadores, el dinamismo y recuperación para los próximos años plantea un desarrollo más lento, de 1.94% a 1.88%. Esto ha generado especulación importante sobre deudas, finanzas públicas, e incertidumbre por parte del sector empresarial.

La confianza empresarial sufrió contracciones importantes como consecuencia de este proceso de especulación e incertidumbre, con 0.7 puntos en el sector construcción, sector comercio con 0.3, y sector manufacturero en 0.4 puntos.

Respecto al panorama de recuperación, el endeudamiento del sector público continúa por una pendiente importante, en la medida de que los ingresos correspondientes a este sector se debilitan mientras el gasto aumenta.

Los bajos ingresos, que cerraron con una disminución de 4.7% respecto a 2019, parten del deterioro de sector petrolero, a través de Petróleos Mexicanos, cuyos ingresos cayeron 39.2% en términos reales, luego de seis meses con caídas de hasta dos dígitos. Pese a lo anterior, los ingresos no petroleros solo mostraron un avance de 1.8%, como consecuencia del aumento de 53.8% en los ingresos no tributarios, provenientes de fondos, fideicomisos, y préstamos.

Por su parte, el gasto público presenta un crecimiento constante, pero sin resultados en beneficios sociales, seguridad pública, educación y salud relacionados con la situación de pandemia. El CEESP indicó que los principales incrementos en este sector corresponden a la Secretaría de Economía, con 333.7%, debido al desembolso de recursos para programas de crédito, Turismo, con 289.7%, donde figura el proyecto del Tren Maya, y Secretaría del Trabajo, 91.8%, por el crecimiento de programas como Jóvenes Construyendo el Futuro.

Asimismo, es fundamental que el gobierno tome cartas en el asunto y el gasto público tenga repercusiones sociales reales, para prevenir un recrudecimiento de la contingencia sanitaria, sobre todo por la alta tasa de mortalidad en el personal de salud mexicano que trabaja de cerca con la enfermedad Covid-19.

Según los especialistas del CEESP, el caso de endeudamiento público, como consecuencia del gasto público y los ingresos, no tiene un efecto moderado, destinado a mitigar los efectos de la pandemia, con un programa de recuperación sostenida gracias a la disponibilidad de recursos.

El mayor reto económico de este nuevo nivel de deuda, cuya cifra cerró en 12 mil 025.9 millones de pesos, mil 486 millones de pesos más respecto al mismo periodo del año anterior, es impedir que genere dificultades de sostenibilidad, con objeto de incentivar el apoyo de mercados , calificadores, impulsar finanzas públicas frente la depreciación del tipo de cambio, y apuntar a una estabilidad macroeconómica.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-