Paquete Económico 2021 refleja relativo optimismo para las finanzas de México

 09-09-2020
Emiliano Fuentes

 

   

 

Paquete Económico 2021 presentado este 8 de septiembre de 2020, contiene supuestos que reflejan relativo optimismo para las finanzas del país. Los dos rubros que reflejan más estas proyecciones del gobierno federal son: un crecimiento económico 1.2% arriba del promedio de distintos analistas y una producción petrolera de 1.86 millones de barriles diarios, muy por encima de la producción actual e incluso de antes de la pandemia. No obstante, los datos son posibles y no distan mucho de los pronósticos de expertos.

Anteriormente, los análisis de importantes firmas habían pronosticado cifras similares, por ejemplo Barclays estima una caída de 8.8% en 2020 y JPMorgan estima que el PIB va a crecer 5.5% en 2021. Dado lo anterior, se puede notar que las cifras de una caída de 8% y un crecimiento para 2021 de 4.6% dispuestos en los Criterios Generales de Política Económica tienen diferencias con otros pronósticos, pero las cifras presentadas por Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no distan en demasía con especialistas y los rangos son razonables dentro del contexto de gran incertidumbre a nivel mundial.

Como consecuencia del mayor optimismo para el crecimiento económico de 2021, el balance de riesgos pronosticados para los ingresos fiscales es sumamente moderado pero no dista de ser cambiados cuando se tenga información disponible.

Dicho documento también refuerza señales de seguir en línea con la disciplina fiscal al establecer un balance primario de 0% del PIB en contraste con la meta sugerida en los pronósticos para el 2021 de 0.6% ya reflejando el peso de la pandemia en la economía mexicana.

En relación con el precio de hidrocarburos, la SHCP pronostica un precio de 42.1 dólares por barril y una producción de 1.857 millones de barriles diarios. Estos indicadores también resultan optimistas, pero el nivel no es descabellado, ya que contempla una mayor producción esperada por la mayor movilidad de personas y medidas menos restrictivas para la economía nacional.

Cabe recalcar que dichas cifras serán ajustadas cuando se tengan las cifras reales de crecimiento económico correspondientes al primer trimestre 2021 donde también se podrán hacer ajustes a la recaudación fiscal según el cumplimiento de las metas previstas para el cierre de 2020.

Así, si bien se nota optimismo en las cifras de crecimiento económico para 2021, las diferencias que se puedan tener con la realidad no son abismales con las cifras que se puedan tener en un futuro, ni muy distantes a las pronosticadas por analistas.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-