¿Qué pasa con la firma electrónica y su uso en México y el extranjero?

 19-08-2021
Fernanda Toscana

 

   

 

Crédito foto: Unsplash

Crédito foto: Unsplash

 

La incertidumbre de la pandemia orilló a empresas que aún dudaban en utilizar la firma electrónica a verla como un elemento útil e indispensable en diversos sectores. Inclusive, durante el año 2020 su uso se incrementó y se estima que el 25 por ciento de la población económicamente activa hace uso de ella en México, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. De igual manera, las reformas recientes confirman que la firma electrónica es uno de los mejores métodos de pago en la actualidad. No obstante, considerando las opciones existentes en el mercado, los negocios se encuentran con plataformas provenientes principalmente del extranjero.

Es importante mencionar, las leyes de cada país difieren respecto a los requisitos particulares exigidos y criterios judiciales en cuanto a firma electrónica. Por ello, es importante que áreas legales de las empresas que quieran contratar una plataforma de firmas electrónicas se aseguren sobre el cumplimiento de dichos requerimientos específicos.

"Recomendamos ser inquisitivos en estos asuntos con su proveedor sobre todo si se trata de una plataforma de origen extranjero", comentó Ignacio Bermeo, fundador y director general de TRATO, en un comunicado enviado a NotiPress. El experto en digitalización de procesos legales también agregó que esto tiene el objetivo de determinar la validez de los documentos, así como el apoyo y soporto local en caso de existir algún asunto legal.

Asimismo, el CEO de TRATO destacó que al adquirir este tipo de servicios, las empresas deberán tener en cuenta una serie aspectos a considerar. En primer lugar, las compañías deberán asegurarse que el servicio contratado no solo cumpla con la regulación mexicana del uso de firmas electrónicas, sino también deben cumplir otros requisitos. Por ejemplo, el mensaje de datos, las comunicaciones certificadas, así como contar con constancias válidas por parte de autoridades locales.

De la misma forma, que durante las etapas de transición de documentos o contratos físicos a la digitalización, es necesario que se utilice una solución no únicamente tecnológica, deberá estar desarrollada bajo criterios legales del país. Igualmente, la plataforma debe brindar soporte local en el aspecto legal y tecnológico, el cual asegure una atención rápida y con amplio conocimiento sobre cómo se utilizan los productos en México. Por último, cerciorarse de la utilización de soluciones en constante actualización y mejoras con base en la regulación local.

Cabe destacar, es clave conocer que el uso de medios electrónicos en la utilización de contratos digitales debe estudiarse a nivel local, ya que no existe alguna norma la cual regule su validez a nivel mundial. Sin embargo, en México reformaron el Código Civil de la Ciudad de México y la Ley del Notariado para incluir y reforzar el uso de estas tecnologías. Esto significa nuevos precedentes en materia de uso de medios electrónicos y firma electrónica en distintos actos civiles, de acuerdo con lo señalado por los expertos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS