Superávit comercial en 2019 refleja contracción en economía mexicana

 04-02-2020
Emiliano Fuentes

 

   

 

Con información de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), México cerró 2019 con superávit comercial no reportado desde 2016. No obstante, superávit comercial por sí mismo, no es necesariamente una buena noticia pues, para el caso mexicano se debe en gran medida a una economía nacional más lenta que la economía internacional implicando menos importaciones de bienes y servicios del exterior.

Superávit comercial es la diferencia positiva entre lo vendido por un país al exterior (exportaciones) y lo que ese mismo país compra a otros países (importaciones), pero el superavit reportado en México para 2019 de 5 mil 820 millones de dólares, no es favorable para la economía, puesto que refleja la contracción en la actividad económica.

Para analizar el superávit obtenido en 2019, es necesario tomar en cuenta las características de la economía mexicana en particular y la situación respecto a la economía internacional.

A diferencia de un superávit primario en las finanzas públicas, el cual es primario, lo reflejo de un manejo prudente del ejercicio presupuestal por parte de la administración de Andrés Manuel López Obrador y brindaba certidumbre al entorno macroeconómico, el superavít comercial reportado por México, es en gran medida por una reducción en el ingreso y por ende la demanda, aunado a un óptimo crecimiento en Estados Unidos y la guerra comercial de Donald Trump con China que benefició a la economía mexicana en muchos aspectos.

Ejemplo de este fenómeno es el incremento en las exportaciones no petroleras hacia Estados Unidos, aun cuando las canalizadas al resto del mundo disminuyeron 1.1% en el mismo periodo.

Durante 2019, con cifras de Inegi, el valor de exportaciones de mercancías mexicanas sumo 461 mil 115 millones de dólares, superior en 2.3 % a la cifra para 2018, la menor reportada desde 2016. Si bien las cifras no fueron buenas con el resto del mundo, las exportaciones no petroleras dirigidas a Estados Unidos, crecieron a buen ritmo debido, en gran medida, a la buena salud del buen crecimiento del país vecino.

La subida en las exportaciones en México es producto en gran medida del hecho de que los bienes de México son más baratos y por ende, al aumentar el tamaño de la economía en Estados Unidos, se demanda mayor cantidad de productos de México mejorando la posición en la balanza comercial.

Así, el superávit reportado en México en 2019 es, en gran medida, reflejo de una reducción en la demanda nacional por una contracción en la economía, aunado con un aumento en las exportaciones no petroleras a Estados Unidos por el crecimiento de la economía estadounidense.