Alfabetización en países en desarrollo podría caer a 30% tras pandemia: ONU

 25-01-2022
Julia Alós
   

 

Crédito foto: Mikhail Nilov vía Pexels

Crédito foto: Mikhail Nilov vía Pexels

 

Al comienzo de la crisis sanitaria por Covid-19, los sistemas educativos a nivel global se paralizaron, afectando a más de mil 600 millones de estudiantes en el proceso. El 24 de enero del 2022, Día Internacional de la Educación, el Secretario general de las Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió al mundo de la creciente problemática. "A menos de que tomemos acción, la cantidad de niños que abandonen la escuela en países en vías de desarrollo, sin saber leer, aumentará de 53 a 70%", apuntó António Guterres.

De acuerdo con el Secretario, los sistemas educativos convencionales están ‘luchando’ por impartir conocimiento, habilidades y valores necesarios para crear un mejor futuro, seguro y sostenible. Aseguró que es vital poner la educación en el centro de los esfuerzos de recuperación y direccionarla a la transformación de economías y sociedades para así acelerar el proceso de desarrollo sustentable. Resaltó la importancia de la solidaridad financiera con los países en vías de desarrollo, la cual permitiría la reforma de los sistemas educativos nacionales entre el presente año y el 2030.

El Presidente de la Asamblea General, Abdulla Shahid, también reiteró la necesidad de reflexionar en el impacto que ha tenido la pandemia por Covid-19 en los últimos dos años. "En un mundo de creciente complejidad, incertidumbre y precariedad, el conocimiento, la educación y el aprendizaje deben de ser reimaginados", expresó el presidente.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), los colegios están abiertos en 135 países, con solo una docena de naciones optando por educación remota. Esto debido a la más reciente ola de contagios causada por la nueva variante de preocupación, ómicron. Para la agencia de las Naciones Unidas, esto demuestra cómo la gran mayoría de los países aprendieron la lección estos últimos dos años, manteniendo las escuelas accesibles y reforzadas con protocolos de salud y seguridad.

Es fundamental priorizar este fenómeno, ya que las pérdidas de aprendizaje son sustanciales, con la mayoría de los niños marginados siendo desproporcionalmente afectados. "Sin acciones correctivas y un enfoque a los estudiantes más vulnerables, la pandemia por covid-19 tendrá consecuencias dramáticas a largo plazo", enfatizó Audrey Azoulay, Directora general de la UNESCO.

Para combatir esta crisis, la UNESCO incitó a la comunidad internacional a dirigir esfuerzos a la vacunación de educadores, ya que solo un tercio de los países los incluyen en grupos prioritarios. Por ahora, los organismos hacen un llamado a mantener las medidas de higiene y seguridad como el uso de mascarillas, el lavado de manos, la adecuada ventilación y la sana distancia.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS