Por crisis política en Bolivia, Evo Morales alienta a formar gobierno de transición

 11-11-2019
Julio Hernández

 

   

 

Evo Morales alentó la resistencia a los esfuerzos para formar un gobierno de transición hacia nuevas elecciones en Bolivia después de que su renuncia provocó protestas violentas por parte de muchos de sus partidarios. La cuenta de Twitter @evoespueblo se cambio a privada y no es posible el acceso a la información.

Precio a su cambio a privado, a través de Twitter, Evo Morales dijo, está "muy agradecido con la solidaridad del pueblo, herman@s de Bolivia y el mundo que se comunican con recomendaciones, sugerencias y expresiones de reconocimiento que nos dan aliento, fortaleza y energía. Me emocionaron hasta hacerme llorar. Nunca me abandonaron; nunca los abandonaré".

Casi simultáneamente, una destacado política opositora surgió como un posible líder interino del país y dijo declararse lista para tomar las riendas del poder hasta la celebración de nuevas elecciones.

La política Jeanine Áñez Chávez, segunda vicepresidenta del Senado, apareció en la televisión antes de abordar un avión hacia La Paz, sollozando mientras describía el caos de la noche del domingo 10 de noviembre de 2019 y señaló que Bolivia no merece esto, todas estas muertes y destrucción.

Exejecutiva de noticias y líder de una coalición conservadora, Añez parece ser la siguiente en la fila para la presidencia, luego de la renuncia de varios políticos de alto rango durante el fin de semana. Se espera que la asamblea legislativa nacional acepte las renuncias de Evo Morales y su vicepresidente, para así dar paso a la presidencia interina de Jeanine Áñez hasta la celebración de elecciones en el país sudamericano.

Hasta el momento se desconoce el paradero de Evo Morales, aunque el domingo por la noche dijo en Twitter que la policía buscaba arrestarlo ilegalmente y grupos violentos asaltaron su casa. La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, emitió un comunicado en el que afirma, le han ofrecido asilo político a Morales.

Un video difundido en las redes sociales mostraba a decenas de personas explorando la casa de Evo Morales, con muebles derribados, artículos rotos y lemas políticos pintados en rojo en las paredes.

Jeanine Áñez, senadora del partido opositor Unión Democrática, se pronunció al decir que asumirá la presidencia interina y convocará una sesión de la asamblea legislativa.

Áñez Chávez necesita un quórum en la asamblea para aprobar una transferencia de poder, y el partido de Morales, Movimiento por el Socialismo, controla ambas cámaras.

Cabe recordar que las escenas en La Paz fueron caóticas. En las calles de la ciudad, a través de una lluvia torrencial, la policía se retiró cuando las multitudes acogieron con beneplácito la transferencia de poder con fuegos artificiales. Hubo saqueo de tiendas e incendios propagados por motivos políticos.

En Cochabamba, en el centro de Bolivia, algunos empresarios establecieron patrullas de vigilancia para proteger sus negocios. Bandas de motociclistas llegaron a la ciudad desde las afueras, confrontando violentamente a personas que celebraban en las calles.

Se cortó el agua potable a partes de La Paz y la ciudad adyacente de El Alto, la segunda más grande de Bolivia, pero se desconocía la razón del corte.

Hubo poca o ninguna violencia en Santa Cruz, un centro de la oposición. Allí prevaleció un ambiente festivo, con gente celebrando en las calles y ondeando banderas.

El conflicto político en Bolivia comenzó cuando Evo Morales, un izquierdista llegado al poder hace más de una década y con gran popularidad, reclamó la victoria en las elecciones del pasado domingo 20 de octubre. Manifestantes y observadores internacionales sospecharon manipulación en el proceso. En 2016, un tribunal repleto de leales le permitió eliminar el límite de dos mandatos de la constitución y así postularse para un cargo indefinido.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-