Diamantes rusos esquivan sanciones a pesar de guerra con Ucrania

 02-12-2022
Fernanda Martínez
   

 

Crédito foto: Josue Díaz (NotiPress/Composición)

Crédito foto: Josue Díaz (NotiPress/Composición)

 

De acuerdo con el Banco Nacional de Bélgica, a cuatro meses del inicio de la guerra ruso-ucraniana, se registró un gran pico en el valor comercial de los diamantes rusos. En junio de 2022, el valor de las importaciones de diamantes de Rusia a Bélgica ascendieron a 393 mil 800 millones de euros, según datos de Statista.

Rusia ha sido sometido a diversas sanciones por parte de la Unión Europea desde el inicio del conflicto, acumulando alrededor de 12 mil 655 sanciones. Sin embargo, lo anterior no ha impedido que los diamantes rusos continúen fluyendo a la UE.

Desde dejar de importar carbón ruso, hasta eliminar la mayor parte del petróleo ruso, el bloque europeo ha buscado orillar al Kremlin a desistir de la guerra. Incluso, productos rusos como el oro, caviar y vodka dejaron de ser comprados, sin embargo las piedras preciosas no han sido sometidos a alguna sanción.

La omisión es llamativa, pues el comercio afecta únicamente a Bélgica, el cual siempre ha señalado que no bloquearía una prohibición. El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, ha presionado moralmente a los belgas para prohibir la comercialización, pues en marzo se dirigió al parlamento diciendo que la paz valía "más que cualquier diamante".

A pesar de que la compañía de diamantes de Rusia, Alrosa, es controlada por el Kremlín, los intercambios continúan. Sin embargo, Sergei Sergeevich Ivanov, director ejecutivo de la compañía, fue de los primeros oligarcas en ser sancionados por Estados Unidos. Washington argumenta que su padre, Sergei Borisovich Ivanov, es uno de los hombre más cercanos al mandatario de Rusia, Vladimir Putin.

Estados Unidos prohibió la importación de diamantes no industriales de Rusia y en marzo Reino Unido sancionó a Alrosa. Pero, ninguno de los dos países comercializan las piedras preciosas de forma tan grande como Bélgica.

Previo a la invasión a Ucrania, 25 por ciento de las piedras preciosas en bruto que llegaba a Amberes, Bélgica, procedían de Rusia. De acuerdo con el Banco Nacional de Bélgica, en 2021 el país importó mil 800 millones de euros en diamantes rusos y mil 200 millones de euros en los primero ocho meses de 2022.

Actualmente, el comercio ha estado tenido aumentos abruptos, como en junio cuando casi se llegó a los 400 millones de dólares, y temporadas con declives bruscos. En agosto de 2022 Bélgica importó 35 mil 900 millones de euros de diamantes rusos, pero en el mismo mes de 2021 registró 215 mil 400 millones de euros, una caída del 83%.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS