Cómo reaccionará el gobierno estadounidense al alza de precios por inflación

 23-12-2021
Ali Figueroa
   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

De acuerdo con un estudio realizado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) la inflación sobre la economía global ha generado un incremento importante en los precios de productos de primera necesidad. Desde la canasta básica hasta el combustible, el aumento de costos afectó la mayoría de productos y servicios, y al menos 70% de la población enfrenta dificultades económicas en sus hogares como consecuencia. En el caso de Estados Unidos, la administración Biden-Harris anunció que tomará medidas para mitigar el daño del alza de precios para sus habitantes.

Un comunicado publicado por la Casa Blanca informó, durante el primer año de la presidencia de Joe Biden se registró el mayor crecimiento de la economía estadounidense en 50 años. Debido al desempeño favorable del presidente, la gestión actual enfocará sus esfuerzos en reducir los precios por medio de respuesta y prevención a nivel de cadena de suministros. Esta iniciativa, considerada de alta prioridad y agresividad por autoridades, lleva el nombre de President's Supply Chain Disruption Task Force.

Las fuerza especial estadounidense a cargo de la cadena de suministros opera a nivel de empresas de sector privado y público, y trabaja en colaboración con funcionarios públicos y directivos CEO. Una de las principales medidas de respuesta consiste en asegurar estanterías de productos de primera necesidad. Para ello será necesario establecer un esquema de 24/7 en la distribución de bienes en diversos sectores y modelos de negocio, aunque se enfocará primero en el retail. Entre las estrategias para lograrlo se encuentra evitar que los contenedores permanezcan más tiempo del necesario en los muelles. Asimismo se incrementará la infraestructura de movilidad para barcos y aviones, con objeto de mejorar las rutas de distribución.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) informó en un comunicado para NotiPress, las ventas al menudeo en Estados Unidos aumentaron 0.3% en noviembre. Uno de los efectos de la inflación se reflejó en este indicador económico sobre el consumo, en tanto la cifra del mes anterior cerró en 1.8%. Según información de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, en noviembre la inflación del país norteamericano se elevo a una tasa de 6.8%, la cifra más alta desde 1982. Según la administración Biden-Harris, las principales causas de esta inflación y alza de precios son los efectos de la pandemia por Covid-19 y precios del crudo. En respuesta al tema del petróleo, el gobierno estadounidense recurrirá a sus aliados comerciales para reducir el precio de la gasolina en la cadena de suministros, concluyó el comunicado de la Casa Blanca.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS