Vacunas cubanas demuestran alta eficacia en resultados preliminares

 26-11-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: www.facebook.com/MINSAPCuba

Crédito foto: www.facebook.com/MINSAPCuba

 

De acuerdo a un artículo publicado en la revista científica Nature, Cuba apostó desde el inicio de la pandemia por Covid-19 por sus propias vacunas. El Instituto Finlay y otros centros de biotecnología en el país insular, comenzaron a desarrollar sus propias vacunas con la esperanza de que una de ellas fuera efectiva.

Para la fortuna de Cuba, el 6 de noviembre de 2021, el doctor Vérez Bencomo y sus colegas informaron que la vacuna contra la Covid-19 llamada Soberana 02 es la más efectiva para atacar el virus. "Cuando se combina con otra vacuna relacionada, puede alcanzar un 90% de protección contra el SARS-CoV-2", añadió Bencomo quien es director general del Instituto Finlay y de vacunas en La Habana.

Vérez Bencomo y su grupo de científicos se basó en su tecnología de vacuna conjugada existente para lograr ese porcentaje de efectividad. Según los especialistas, las vacunas conjugadas de Finlay toman una proteína o un azúcar de una bacteria o virus y lo vinculan químicamente a un fragmento inofensivo de una proteína.

Respecto a la vacuna Soberana 02, los científicos adaptaron la tecnología de vacunas conjugadas vinculando una proteína de la toxina tetánica a una porción conocida como dominio de unión receptora del SARS-CoV-2. Cuando se comenzó a aplicar la vacuna en la fase III, el riesgo de Covid-19 en las personas inoculadas se redujo a un 71%.

Los científicos señalaron que la combinación provoca una respuesta inmune, mucho más fuerte en comparación a cualquier otro de los componentes solos. "Las vacunas conjugadas es un método el cual se utiliza en todo el mundo; Cuba ha estado inmunizando a niñas y niños con una vacuna de este tipo durante años", afirmó Bencomo.

Es importante destacar que la combinación parece ser efectiva también con la variante Delta, una cepa altamente transmisible de coronavirus y la causante de aumentos repentinos de contagios. Hasta el 18 de noviembre, el 89% de la población cubana, incluidos niñas y niños de 2 años, recibieron al menos una dosis de Soberana 02 y de otra llamada Abdala. Este último fármaco se produce en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en La Habana.

Según el CIGB, el medicamento Abdala, una de las tres dosis, tuvo efectividad de más del 92% en los ensayos de fase III los cuales incluyeron a más de 48 mil participantes. La agencia reguladora de Cuba autorizó el pasado julio y agosto de 2021 las inyecciones de Abdala y Soberana 02 para su uso en adultos.

Datos del Instituto Finlay señalan que tienen capacidad para producir 10 millones de dosis Soberana 02 por mes. Asimismo el CIGB informó que ha producido hasta el momento 24 millones de dosis suministrando solamente a 8 millones de personas en Cuba.

Gracias a su alta efectividad, el país comenzó a exportar las dos vacunas desarrolladas en Cuba a países como Venezuela, Vietnam, Irán y Nicaragua. Ahora, el Gobierno cubano solicitó la autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para aprobar las vacunas, un paso importante para que estén en países en desarrollo.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS