Xi Jinping descarta perseguir hegemonía mundial de China en el Foro Boao para Asia

 20-04-2021
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

El presidente de China, Xi Jinping, anunció que el país descarta la hegemonía mundial como parte de su expansión económica y geopolítica. De acuerdo con la participación del mandatario en la cumbre del Foro Boao para Asia 2021 (BFA, por sus siglas en inglés), China se opone a las políticas unilaterales que permiten a pocos países decidir sobre asuntos de impacto mundial y generar hegemonía.

"Cuando los países pueden llevarse bien entre ellos, debemos poner al frente el respeto mutuo y la igualdad", indicó Xi Jinping en la presentación del BFA. Además indicó, China no tiene intenciones de ampliar su esfera de influencia ni generar una hegemonía mercantil pese al crecimiento de su economía.

Entre otros puntos relevantes comentados durante el BFA, el mandatario resaltó la importancia de modificar relaciones con el presidente estadounidense Joe Biden. Las confrontaciones ideológicas y económicas como consecuencia de la pandemia por Covid-19 y la situación en Hong Kong requieren una solución responsable, que evite decisiones unilaterales y hegemonía, agregó.

Sin embargo, Xi Jinping ha sido objeto de tensiones con países como Reino Unido, a raíz de sanciones impuestas a individuos y organizaciones. Estas sanciones fueron colocadas en respuesta a las acusaciones por genocidio a la comunidad musulmana uigur que enfrenta China, cuya resolución aún se espera por parte de la comunidad internacional.

Asimismo, el reporte sobre el genocidio uigur, realizado por la organización Vigilancia de Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés), indicó que organizaciones independientes coordinaron un profundo análisis sobre la situación de comunidades musulmanas en territorio chino. Según los resultados del estudio, China ha cometido crímenes de lesa humanidad a esta población y otras minorías; como declaró el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En respuesta a dichas tensiones, el canciller Wang Yi comentó que las acusaciones de genocidio hacia las comunidades musulmanes de Xinjiang carecen de fundamentos. Yi reiteró la invitación anunciada por el presidente Xi Jinping y la Asamblea Nacional Popular, a través de la cual organismos internacionales pueden visitar Xinjiang con objeto de corroborar la versión oficial.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China informó en una conferencia de prensa para medios locales, el genocidio de la etnia uigur cumple un propósito propagandístico y desestabilizador. Según South China Morning Post, diversos usuarios y comentaristas políticos fueron mencionados por el ministerio, entre ellos el canadiense Daniel Dumbrill, quien comparte la opinión con respecto a buscar antagonismos para desestabilizar económicamente a China.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS