La iniciativa privada quiere rescatar el aeropuerto de Texcoco

 27-09-2019
Ariadna Armas

 

   

 

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró este viernes 27 de septiembre, en voz de su presidente, Gustavo Hoyos Walter, que decenas de empresas del sector privado están interesadas en continuar y finalizar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) iniciado durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto y cancelado por el gobierno actual de México encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

El interés por continuar el aeropuerto de Texcoco por la iniciativa privada, no es la primera propuesta por terceros de reactivar el proyecto. El pasado 11 de septiembre de 2019 se confirmó la intención del gobierno de Singapur por establecer conversaciones con el gobierno federal para llevar a cabo la construcción del NAIM con la promesa de cero corrupción. Días después de la propuesta de Singapur a México y sin noticias oficiales de la continuación del proyecto, la iniciativa privada aseguró su intención por invertir en el proyecto.

Hoyos Walter es uno de los principales miembros del colectivo #NoMásDerroches conocido por los múltiples amparos en contra de la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (Santa Lucía) y liderado por Mexicanos Contra la Corrupción. Durante la celebración de los 90 años de la Coparmex, el líder patronal, aseguró que la construcción del NAIM podría ser finalizada con la inversión del sector privado, así evitar "el despilfarro" del proyecto de Santa Lucía.

Santa Lucía todavía se encuentra cancelado por el gobierno federal quien tiene por objetivo continuar en la lucha legal en contra de los amparos de #NoMásDerroches y así poder iniciar la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y formar la red aeroportuaria de la Ciudad de México en conjunto con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el Aeropuerto Internacional de Toluca, así como resolver los problemas de tránsito aéreo actuales en el Valle de México.

Con la oferta de la iniciativa privada y el gobierno de Singapur, el NAIM podría finalizar su infraestructura con presupuesto de terceros. Sin respuesta oficial por parte del gobierno federal, el destino de la red aeroportuaria aún está por decidirse.