Japoneses rentan autos que no manejan

 17-07-2019
B Amigon

 

   

 

Operadoras de servicio de carsharing en Japón registraron que sus autos rentados eran utilizados con otros propósitos diferentes a transportar personas en las ciudades niponesas.

Times24 Co. y Orix Auto Corp, son empresas que rentan autos durante cierta cantidad de tiempo por cierta tarifa. Orix registró en 2018 alrededor de 230 mil usuarios y Times24 más de 1.2 millones, pero ambas empresas notaron que muchos de sus automóviles rentados no habían registrado ninguna distancia de viaje.

"No teníamos idea de en qué estaban usando nuestros vehículos", declaró una persona perteneciente a relaciones públicas de Orix. "Lo único que podemos decir es que los datos muestran un número de personas rentan autos y no los manejan".

Ambas empresas realizaron encuestas a los usuarios para conocer el motivo de estos datos y se encontraron con que muchos usuarios utilizaban los vehículos para diversos motivos que las empresas no se esperaban: dormir una siesta, tomar una llamada, comer en su descanso, almacenar las compras durante un tiempo, grabar videos de rap porque no tenían otro lugar, entre otros.

Uno de los usuarios dijo a The Asahi Shimbun, agencia de noticias japonesas, "usualmente el único lugar donde puedo dormir un momento cuando visito a mis clientes es un cibercafé enfrente de la estación, pero rentar un auto para dormir cuesta sólo uso cuantos cientos de yenes, casi lo mismo que estar en un cibercafé".

Estos usos pueden deberse a la fácil disponibilidad de los automóviles, pues pueden reservarse mediante una app en smartphones y tomarlos dentro de uno de los más de 12 mil estacionamientos que se encuentran en todo el país; además de su bajo costo, el uso durante 30 minutos cuesta 400 yenes, aproximadamente 70 pesos mexicanos.

Carsharing es una opción diferente a Uber, Beat o Cabify, ya que la empresa renta coches estacionados en algún punto de la ciudad durante cierto tiempo por una tarifa expuesta en la app o la página electrónica.

En México, Carrot fue el primer programa de carsharing en instalarse en abril de 2012 y las primeras rentas registradas fueron con el objetivo de los usuarios de manejar un coche eléctrico por primera vez. Aunque otras compañías también se han instalado en la Ciudad de México, todavía el carsharing no tiene el alcance que tuviera Car2go en España u Orix en Japón.

Por el momento, las compañías japonesas no recomiendan otro uso para sus autos que no sea el de transportar personas, pero los usuarios que utilizan los vehículos con otros propósitos siguen aumentando.