Movilidad, un factor clave para frenar los efectos del cambio climático

 19-05-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

Datos de la organización Futuro Verde revelan que a nivel mundial el límite de calentamiento global de 1,5 grados centígrados está más cerca. Según el artículo existe una probabilidad del 50 por ciento de rebasar el límite establecido en el Acuerdo de París en próximos cinco años.

La Oficina Meteorológica del Reino Unido, determinó que en 2015 no había ninguna posibilidad de rebasar el límite acordado. Sin embargo, la situación cambió en 2020 cuando las probabilidades aumentaron al 20% y en 2021 alcanzó el 40% de probabilidades.

Según Futuro Verde, actualmente la temperatura media global es de 1,1 grado centígrado por encima de los niveles preindustriales en 2021. Por tal motivo, diversos países entre ellos Colombia y México han decidido tomar cartas en el asunto para mitigar el problema del calentamiento global.

Durante la conferencia de la Iniciativa para la Transformación de la Movilidad Urbana (TUMI, por sus siglas en inglés), 20 ciudades, incluidas algunas de México y Colombia, se comprometieron a transformar la infraestructura del transporte. Esta iniciativa tiene el objetivo de crear mejores sistemas de transporte urbano sostenibles y que reduzcan la mala calidad del aire.

Fernando Páez, director adjunto en WRI Colombia, comentó que la firma está orgullosa de formar parte de una iniciativa para la transición de una movilidad con energías limpias. "Hoy en día, los proyectos de electromovilidad son cruciales para las ciudades donde se busca mitigar los efectos del cambio climático", expresó.

Asimismo, Fernando Páez agregó que este beneficio podrá generar un importante impacto en la calidad del servicio de transporte en ciudades de Colombia y México. Al mismo tiempo, están convencidos de que las metas se están cumpliendo con lo establecido y cada ciudad se está adaptando cada vez más para frenar el cambio climático.

Para lograrlo, TUMI tiene la meta de introducir 100 mil autobuses eléctricos para 2025 a fin de reducir más de 15 megatoneladas de CO2 durante la vida útil de los vehículos. Estos esfuerzos esperan ser ampliados a una red de 500 ciudades aprendices y WRI México acompaña a 4 ciudades, entre ellas CDMX, Guadalajara, y en Colombia a Barranquilla y Valledupar.

En la primera fase, la cual inició en 2021, WRI México logró identificar las oportunidades del proyecto y consensuar con las autoridades el proceso el cual abre la puerta a la segunda fase. Aquí, se pretende lograr la disponibilidad de los recursos necesarios para llevar a cabo los objetivos a través de estudios de mercado de tecnologías de autobuses.

También con análisis operativos para priorizar rutas a electrificar que garanticen la eficiencia en el uso de buses eléctricos y su operación. Encima, desarrollar un análisis de costos de inversión y crear estudios de alternativas de financiación y distribución de riesgos.

Hasta el momento, la firma tiene la intención de promover específicamente la electromovilidad por medio del uso del transporte público y el transporte compartido. Un factor calve de la movilidad urbana sostenible y que las ciudades más prósperas utilizan para mejorar la interacción con su economía, aspectos ambientales y también sociales.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS