Banca sin corbata: tendencia financiera de la pandemia para el nuevo consumidor

 18-01-2022
Gustavo Torres
   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

La coyuntura sanitaria generada por la pandemia de Covid-19 trajo un cambio en las actividades cotidianas, principalmente como consumidores. La reducida actividad social aceleró el proceso de acercamiento al mundo digital, con ello el sector financiero tuvo que modificar sus operaciones para atender las nuevas exigencias. Brindando una experiencia bancaria digital, flexible y personalizada, las "tie-less banking" o "banca sin corbata" se convirtió en la principal tendencia financiera durante la pandemia.

Según el Informe Latinia Intelligentia 2020, la pandemia desarrolló diferentes acciones primordiales en el sector financiero. Algunas de ellas son el repunte en uso de apps, participación activa de población adulta en canales digitales, pago sin contacto, comunicación con usuarios por correo, entre otras. Por su parte, Temenos, empresa especializada en software de servicios financieros, analizó las preferencias de consumidores bancarios y cómo han cambiado durante la pandemia. Los resultados del estudio Tie-less banking revelan que la banca se ha vuelto menos formal y más accesible debido a las exigencias de usuarios.

  • ¿Qué implica una banca sin corbata?

De acuerdo con los resultados del estudio, una de las consecuencias de la pandemia es el aumento en el uso de la banca web y móvil. Así como el cambio de las expectativas financieras de los consumidores con relación al servicio. El efectivo era la forma de pago más popular en México, pues 85.5% de los consumidores realizaban sus transacciones en persona. Sin embargo, esta cifra se redujo a 30.2% al comenzar la pandemia, dando paso al uso de aplicaciones móviles, 83.1%; sitios web de proveedores, 41.7% y por teléfono, 33.3%.

Enrique Ramos O´Reilly, Director de América Latina y el Caribe para Temenos, mencionó a NotiPress que: "Sin duda, la adopción de la banca ‘sin corbata’ se aceleró durante la pandemia de Covid-19. Cuando uno mira a los datos, no quedan dudas de ello, la pandemia ha simplemente impulsado una tendencia de América Latina hacia la experiencia de una banca más ‘sin corbata’ y ahora ha alcanzado un perfil diferente de clientes".

Banco Sandander indicó que a partir de octubre de 2021 hubo un incremento en el uso de banca digital de un 28%. El 43% de estos nuevos usuarios empezó a usar banca digital por la conveniencia y disponibilidad que les proporcionaba ante la pandemia. Por su parte, las espectativas de los consumidores ante la banca sin corbatas exigen diferentes y mejores formas para interactuar digitalmente con una relación informal, sin dejar de lado el compromiso de la compañía. Además, 59% de los encuestados en el estudio de Temenos afirmaron requerir servicio 24/7, debido los horarios laborales o de actividades domesticas. Para ello se necesita habilitar canales como banca de internet o banca móvil a través de dispositivos inteligentes.

Por ello se pueden señalar tendencias asociadas con el sistema bancario sin corbatas. En primera instancia los bancos serán "invisibles", es decir, el modelo tradicional basado en sucursales quedará obsoleto y toda la estructura de servicios bancarios estará disponible en línea. Además las soluciones de inteligencia artificial dominarán el desarrollo y la oferta de productos y servicios bancarios.

Aunque el incremento en la adopción de servicios de banca sin corbata viene impulsado por la situación de pandemia y las restricciones sanitarias derivadas, puede tener un efecto positivo a medio y largo plazo. Por ejemplo, con la mejora de la seguridad y la usabilidad de los canales digitales para facilitar el acceso a servicios bancarios a determinados segmentos de usuarios.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS