Cómo el uso de robos autónomos podría ayudar a combatir Covid-19

 15-05-2020
Jorge Cerino

 

   

 

El avance de la tecnología ha traído consigo una automatización cada vez mayor en las distintas industrias. En entornos de almacén, los robots autónomos móviles (AMR por sus siglas en inglés) son la tecnología idónea para facilitar las labores de transporte, e incluso, podrían utilizarse para facilitar las medidas sanitarias y de distanciamiento social en algunos contextos, tras la cuarentena del coronavirus.

Un AMR es un robot que realiza tareas con cierto nivel de autonomía y con capacidad de desplazamiento. Entre los posibles usos en relación al Covid-19, la compañía de AMR Aethos, pronostica algunas adaptaciones en las que podría ser posible el uso de estos robots en el periodo posterior a la cuarentena.

En los hospitales, prevén la implementación de la tecnología en el transporte de insumos y muestras. Esto podría ayudar a los trabajadores de la salud a prevenir el contagio al disminuir la necesidad de traslados por pasillos saturados de gente, así como el contacto con puertas y cerraduras. Igualmente, esperan su uso en la industria hotelera, donde facilitaría la labor de limpieza trasladando los utensilios de una estación de trabajo a otra, además de asistir en todo tipo de entregas a personal o invitados

La compañía SESTO, de Singapur, ha lanzado ya al mercado un AMR desinfectante, capaz de eliminar el 99.9 por ciento de bacterias, gérmenes y virus. Esta unidad es capaz de maniobrar en espacios pequeños y de evitar obstáculos, por lo que es ideal su uso en interiores, según su fabricante. El objetivo de esta máquina es eliminar el riesgo de error humano en la sanitización de espacios.

De acuerdo a Mobile Industrial Robots (MiR), una compañía de desarrollo y comercialización de AMR, estos dispositivos deben ser intuitivos y simples para optimizar su funcionamiento en lugares de intensa interacción con trabajadores humanos, como es el caso de fábricas y almacenes, pero también de hospitales y supermercados.

Para MiR la comodidad del usuario es primordial en la implementación de AMR en el lugar de trabajo. Distractores como pantallas, botones o estantes mal colocados, pueden entorpecer la experiencia de interacción con el robot y en consecuencia su eficacia.

Integrar otras tecnologías, como la que recientemente desarrollaron investigadores de Stanford para la carga inalámbrica de dispositivos en movimiento, podría optimizar aún más el uso de AMR en labores relacionadas al Covid-19. Dicho sistema, permitiría potencialmente el trabajo continuo de robots en hospitales, fábricas o almacenes, eliminando la necesidad de pausas para recargar sus baterías. Esto sería especialmente útil durante la crisis sanitaria del coronavirus, donde el trabajo continuo de estos robots, contribuiría a aliviar la labor de las personas al frente de la lucha contra el virus SARS-CoV-2.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-