Cuáles son las tendencias y dificultades para el suministro de microchips en 2022

 09-01-2022
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto:

Pixabay (foto sin cambios)

 

De acuerdo con la revista New Scientist, una de las mayores fábricas de ASML Holdings presentó un incendio que destruyó gran parte de sus semiconductores y otros productos destinados a la elaboración de microchips. El incidente ocurrió en Berlín, Alemania, durante la madrugada del martes 4 de enero de 2022, y podría generar un mayor problema de escasez de microchips según especialistas de la revista. La compañía se especializa en suministro de semiconductores utilizados en dispositivos móviles, smartphones, y automóviles; y en el último trimestre del 2021 vendió 5.2 mil millones de euros. Bajo esta línea, especialistas indicaron el panorama del mercado de microchips y semiconductores que espera el 2022, así como las tendencias.

La escasez de microchips se presentó junto con las afectaciones en cadenas de suministro y precios del crudo luego de la declaración de pandemia de Covid-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre sus efectos se encuentran los costos elevados en la industria automotriz según Popular Mechanics, y la venta de componentes electrónicos falsos. Según medios internacionales, el siguiente gran problema para la manufactura de microchips puede ser la falta de ingenieros y otros empleados en la industria.

Miguel Saiz, fundador de la red de project managers weOptimize, informó para el medio Business Insider España, las big tech consideran producir sus propios microchips para asegurar el suministro de electrónicos. Ya que el aumento de demanda y poco suministro incrementa los precios y la incertidumbre, los gigantes tecnológicos buscan apostar por su propia producción de semiconductores. Por otro lado, las big tech tienen modelos de negocio basados en tecnologías de la información (TI), con aplicaciones diversas para observar y captar grandes cantidades de información de usuarios en sus plataformas. Para asegurar este modelo es indispensable contar con una infraestructura tecnológica que cuente con servidores, redes, puntos de acceso, aplicaciones móviles, experiencia del cliente, entre otras.

Un artículo del Foro Económico Mundial (WEF) informó, el impacto económico de las big tech debe considerarse con cuidado en medio de las afectaciones por la crisis sanitaria. Según los especialistas consultados por el foro, el crecimiento de estas compañías no se refleja en el bienestar general ni el poder adquisitivo de las personas. Asimismo, junto con las dificultades por la pandemia, la productividad y remuneración de empleados en las big tech bajaron de 2% y 50% en 2009 a 1% y 13% en 2019, respectivamente. Esto marca una problemática con respecto al consumo y acceso a los productos electrónicos para estos grupos laborales, agregaron en el podcast del WEF.

Ante el problema de suministro de microchips, el fundador de weOptimize opinó que la tendencia de las big tech puede incentivar la competencia y aumentar la cantidad de electrónicos en el mercado. Entre las compañías que forman parte de este sector se encuentran Apple, Google y Amazon, gigantes tecnológicos con una fuerte participación en el mercado global según reportó el WEF.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS