Aumenta la venta de componentes electrónicos y microchips falsos debido a escasez

 15-06-2021
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto: Umberto en Unsplash

Crédito foto: Umberto en Unsplash

 

De acuerdo con la Asociación Independiente de Distribuidores de Electrónicos (IDEA, por sus siglas en inglés), se avecina un incremento de microchips y componentes falsos en el mercado de electrónicos. Ello debido a la escasez de semiconductores y las afectaciones en sus cadenas de suministro que han incrementado con el paso de la pandemia por Covid-19.

En una entrevista con ZDNet, Steve Calabria, fundador de IDEA, comentó, la escasez global de estos componentes ha permitido que acaparadores desarrollen técnicas más sofisticadas para comercializar microchips falsos. A diferencia de otros componentes electrónicos en circulación a través de varios sitios de retail en internet, como teléfonos móviles y videojuegos, los microchips falsos son un peligro para usuarios y consumidores. Esto debido tanto a su uso personal, como uso por productores y empresas en búsqueda de solventar la escasez en sus cadenas de suministro.

Si bien existen mecanismos para verificar microchips genuinos, con la demanda actual de hasta 5 mil piezas por semana para mantener una sola cadena de producción, los compradores adquieren falsos. Según la Asociación Internacional de Reventa de Electrónicos (ERAI), la amenaza de microchips falsos ya es una realidad para muchas empresas, pero ocurre de una manera silenciosa. Asimismo, advirtió que este hecho afecta principalmente a pequeñas y medianas empresas (pymes), en tanto las grandes empresas de electrónicos pueden solventar cargamentos directamente con proveedores oficiales en medio de la pandemia.

Un análisis realizado por la revista Digital Trends (DT) indicó, en respuesta a la escasez y presencia de componentes falsos, algunas empresas de chips y semiconductores han vuelto a lanzar productos descontinuados. En el caso de MSI, su tarjeta de gráficos discretos Nvidia GT 730 volvió a tener un inventario digital, luego de 6 años desde su lanzamiento. Según DT, esta tarjeta tiene a penas la mitad de desempeño adicional que ofrecen los gráficos integrados (APU) incluidos en diversos chips de Intel y Advanced Micro Devices (AMD). Pese a su precio inicial de 42 dólares estadounidenses, en algunos sitios de reventa se llega a cotizar al doble, lo cual supone un gasto extra para aficionados y entusiastas, agregó.

Ante la amenaza de un mayor número microchips y componentes electrónicos falsos debido a la escasez, especialistas recomendaron tomar medidas en la verificación de insumos dentro de la cadena de suministro. En una publicación realizada por AERI, empresa de detección de componentes falsos, el sitio dio a conocer sus estrategias para detectarlos, con objeto de apoyar principalmente a los consumidores y pymes.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS