Infraestructura tecnológica flexible: la “nueva normalidad” de las empresas

 16-07-2020
Patricio Contreras

 

   

 

Con el aumento de una necesidad generalizada por soluciones tecnológicas en tiempos de coronavirus, las empresas y organizaciones han prestado más atención a sus infraestructuras de tecnología de la información (TI) y a las posibilidades que ofrecen éstas para flexibilizar operaciones y presupuestos. Esto, según un comunicado enviado a NotiPress por Pure Storage, empresa proveedora de soluciones tecnológicas para empresas.

Se ha examinado antes cómo la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 que atraviesa el mundo ha modificado fuertemente los hábitos de las compañías, en gran medida gracias a los nuevos retos implicados en la decisión de seguir operando en condiciones de emergencia y a las oportunidades a futuro que las soluciones a estos retos han planteado. Jorge Díaz, business developer de Huawei Cloud México expuso las visión de la firma china durante el lanzamiento de la alianza de nube híbrida con la firma mexicana Assetel el 15 de julio de 2020 resumida en tres puntos: tomar muestras para generar datos a partir de dispositivos inteligentes, transportar los datos recogidos mediante redes 5G y finalmente ofrecer capacidad de análisis mediante diversas tecnologías como la de inteligencia artificial.

Uno de los pasos que prometen representar un eventual salto gigantesco (vaticinado bajo el nombre de industria 4.0 o la Cuarta Revolución Industrial) es la creciente implementación de infraestructura y servicios digitales en las empresas. La tecnología en la nube permite coordinar, vigilar y automatizar procesos gracias al cómputo y la inteligencia artificial, así como acercar soluciones a trabajadores y clientes de forma remota vía Internet.

Martha Arreola, directora general de Assetel ilustró el momento vivido por las firmas en tiempos de pandemia, "estamos viendo el crecimiento acelerado de empresas tecnológicas que tienen herramientas digitales que se posicionaron rápidamente". La ejecutiva destacó la adaptación de empresas en tiempo real producida por la realidad de la Covid-19.

Según Julio Castrejón, country manager de Pure Storage en México, la flexibilidad de las tecnologías digitales se percibe como su principal ventaja: "Diferentes investigaciones muestran que la migración a la nube sigue siendo la principal prioridad para muchos líderes empresariales que emprenden proyectos digitales, gracias a su capacidad para escalar, proporcionar una gestión de datos fácil y mantener bajos los costos".

La opción que, según la compañía Pure Storage, podría explotar de mejor manera esta flexibilidad sería un modelo de nube híbrida, bajo el cual las corporaciones puedan mantener una base de instalaciones privadas que puedan escalarse implementando recursos adicionales de la red pública a discreción. Esto permite evitar gastos innecesarios ante la realidad cambiante de las tendencias de consumo tecnológicas.

Sin embargo, esta transformación plantea algunos riesgos que deben tomarse en cuenta: Por un lado, una transformación digital exitosa requiere de una administración sensibilizada e informada en temas de tecnología y dispuesta a ajustar los esquemas presupuestarios para una inversión inteligente y con bajos riesgos. Por otra parte, la gestión de sistemas informáticos puede ser compleja y, de llevarse sin cuidado, acarrear amenazas a la seguridad de la infraestructura y los datos de cualquier corporación. Además, todavía hay muchos negocios sin capacidad de inversión orientada a tecnología.

Ante la incertidumbre económica que ha traído la pandemia, las empresas se han obligado a invertir en infraestructura tecnológica para no ver mermadas sus ganancias y operaciones. Hasta el momento ha resultado clave la adopción de un esquema flexible para el presupuesto y el tamaño de cada organización, pero ante los retos e inercias que se oponen a esto, aún quedan por verse los casos de éxito a futuro y el verdadero alcance de la llamada industria 4.0.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-