Inteligencia artificial y robots impulsan el bienestar laboral en empresas

 22-01-2020
Sergio F Cara

 

   

 

Ante el imparable avance tecnológico, las empresas se han visto en la necesidad de adaptarse a los cambios generando una colaboración entre inteligencia artificial (IA), robots y personal humano. De acuerdo con la investigación titulada Se buscan personas: los robots las necesitan, realizada por Manpower Group en 2019, en 35 de los 44 países participantes en el estudio, cada vez son más las empresas planeando mantener o incrementar su fuerza laboral en lugar de reducirla. La investigación señala que el 24% de las compañías con posibilidades de invertir en automatización, estarían optando por sumar más empleos a su empresa, comparado con el 18% de las empresas que aún no piensan implementar estos procesos.

El automatizar tareas al interior de las empresas no significa la sustitución de personal. Por el contrario, ayuda a que la productividad se incremente de forma significativa y se cumpla con los objetivos de la empresa al reducir o eliminar fallas, ahorrar tiempo y optimizar tareas que son tediosas y redundantes para los empleados. El empleo de robots al interior de las empresas en tareas específicas tiene otros beneficios, como la mejora en el flujo de trabajo, la disminución de errores y de costos operativos de los mismos, además de optimizar los tiempos de respuesta sin sacrificar la calidad. Y lo más importante, se genera una buena percepción y reputación ante el usuario final.

Según la perspectiva de Beecker Co, empresa especializada en la automatización de procesos por medio de robots, bots e IA, la robotización hace su aporte para que los humanos inviertan su tiempo en aumentar la propuesta de valor de las organizaciones. Esto permite a los trabajadores poder enfocarse en actividades que requieran otras habilidades, como toma de decisiones, ejecución del liderazgo, creatividad y comunicación con otras personas, para formar equipos de trabajo eficientes, dejando tareas rutinarias. Jesús Flores, jefe de Investigación y Desarrollo de Beecker Co, señaló en entrevista con NotiPress "la automatización crea oportunidades de aumentar el talento humano" y constata su implementación en el área de ventas, "con un incrementó en un 150% su efectividad al cerrar citas, y mientras tanto, el personal estuvo más desahogado y se concentró únicamente en concretar los proyectos".

Una realidad es que las personas son el pilar de las empresas y son indispensables, por ello, la capacitación y el desarrollo en soft skills, como la capacidad de tomar decisiones, resolver problemas, tener creatividad, pensamiento crítico y orientación de servicio, tareas de suma importancia para lograr un equilibrio entre la IA, los robots y la inteligencia emocional de las personas. El futuro apunta a un trabajo colaborativo entre personas y robots, a quienes se les llega a llamar cobots, por la relación entre su funcionamiento y la actividad de los trabajadores. El aumento de la productividad gracias a la robótica se traduce en beneficios y mejoras, no solo hacia las empresas, sino en mejores condiciones en la labor de los trabajadores.

Con este escenario en perspectiva, lo ideal es que cualquier tipo de empresa pueda invertir en capacitación de nuevos talentos y fuerza laboral actual, buscando su adaptación a los cambios tecnológicos derivados de la inteligencia artificial y la robótica. Para que dicha capacitación y transición al cambio sea exitosa, los trabajadores deben sentirse valorados, tener un sentido de pertenencia y confianza para participar en todo el proceso de cambio.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-