Así se están adaptando las empresas mexicanas ante la regulación del home office

 06-07-2021
Paloma Takahashi

 

   

 

Crédito foto: James McDonald en Unsplash

Crédito foto: James McDonald en Unsplash

 

En 2020, un sondeo del Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF), reveló la pandemia ocasionó que el 45 por ciento de las empresas en México implementaran el home office. Mientras que el 27 por ciento de las compañías señalaron, continuarán laborando con esta modalidad 3 días a la semana.

Por ello, los empleadores y trabajadores mexicanos continúan adaptándose a los cambios legislativos y operativos de corte laboral. Pues el confinamiento impulsó modificaciones a la Ley del Trabajo para la regulación del trabajo a distancia y así evitar abusos por parte de los jefes al igual que de los empleados.

Una de las modificaciones al artículo 311, capítulo XII bis de la Ley Federal de Trabajo de la Constitución mexicana señala el empleador debe pagar la parte proporcional de los servicios de electricidad e Internet que gaste el empleado. Por su parte, el trabajador tiene la obligación de cuidar y conservar en buen estado los insumos que le sean brindados para laborar a distancia.

Relacionado con el tema, en el webinar "La Reforma sobre Home Office en México", llevado a cabo por la empresa Factorial RH, la periodista Ivonne Vargas mencionó a NotiPress que en promedio las empresas en México están destinando un gasto entre los 150 y 200 pesos para electricidad. En cuanto a Internet el promedio es de 192 a 200 pesos. A lo cual la periodista añadió: "La firma de cartas responsivas es importante porque uno de los principales cambios fue la implementación de una política para que el empleador dé un pago proporcional".

Es importante mencionar el pago no debe estar incluido en el salario promedio, sino que debe ser una aportación adicional al trabajador. Para Ivonne Vargas, el empleador y empleados deben pactar el método del pago de servicios y establecer las características del equipo que será entregado al empleado.

Dicha norma también establece que no se pueden utilizar mecanismos de vigilancia, ni realizar inspecciones dentro del hogar del empleado. No obstante, se permite el uso de software para hacer una medición de desempeño y rendimiento de los trabajadores. Un ejemplo, podría ser el de Factorial RH, que por medio de un software sencillo propone una herramienta de evaluación de desempeño. Lo cual le permite al patrón tener una mayor visión del estado de la empresa, para poder tomar mejores decisiones.

Finalmente, cabe destacar, la investigación Remote Work Survey 2021, arrojó que el 64 por ciento de los CEO invertirán en herramientas digitales. Lo cual es un acierto considerando las ventajas que trae consigo la tecnología y la automatización en los procesos.

A causa del confinamiento obligado por a pandemia de Covid-19 en 2020, múltiples negocios y empresas dejaron de asistir a las oficinas a laborar. Con lo cual se instauro el home office o trabajo a distancia en México y en los demás países. Por ello, es fundamental que se regule esta nueva modalidad laboral para evitar abusos en todo sentido.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

?>