Aumentan las dificultades para responder ante los ataques cibernéticos más comunes

 28-04-2020
Ali Figueroa

 

   

 

De acuerdo con la empresa WatchGuard, especialistas en seguridad de redes computacionales, el temor y las advertencias difundidas por la amenaza de ataques cibernéticos han aumentado de manera desproporcionada, pese a que las probabilidades de ser víctima de dichos incidentes no sea idéntica para todas las personas e instituciones y la incidencia de ataques comunes ha aumentado. Ante este hecho, Watchguard dedicó una sección completa a este tema en su último reporte de análisis de riesgos, al que tuvo acceso el equipo de NotiPress, realizado con especial atención a las amenazas y vulnerabilidades comunes en materia de ataques cibernéticos y seguridad digital e informática.

El WatchGuard Quarterly Internet Security Report está diseñado para ayudar a los usuarios y grupos a sobrellevar las dificultades que representan las amenazas cibernéticas, con un enfoque basado en estadísticas claras y relevantes. A diferencia de otros estudios, enfocados en los efectos particulares de cada malware (software malicioso), el ISR se enfoca en un análisis de los sectores afectados y la frecuencia en la que se presentan estas amenazas digitales.

Con base en el resumen ejecutivo del reporte ISR, el cuarto trimestre de 2019 fue un punto crítico en el análisis de riesgos sobre malware, ya que se registró un crecimiento de 68% en el número de ataques cibernéticos evasivos para los antivirus, frente al 37% del año anterior. Asimismo, se registraron incrementos en áreas y programas que no se consideraban de riesgo, como archivos malicios de Microsoft Excel , y un exceso de adware (software publicitario) para sistemas operativos Mac.

Según el reporte ISR, un error común que se registra en el ámbito de seguridad digital e informática, consiste en dar prioridad a las amenazas nuevas y más sofisticadas, cuyos estragos representen un compromiso mayor para los servidores de las empresas e instituciones. Las probabilidades de recibir un ataque de phishing, técnicas mixtas de engaños para obtener información personal a través de servicios de comunicación, como correo electrónico, son mayores que las de recibir un ataque de Amenaza Persistente (APT, por sus siglas en inglés), cuyo margen de acción está determinado por la escala del ataque, la información en juego, recursos destinados, e infraestructura de los piratas cibernéticos.

Para responder ante los riesgos de esta postura, que propicia una mayor incidencia de ataques, los especialistas de WatchGuard enfatizaron la necesidad de la seguridad informática y digital con objeto de atender las amenazas comunes con medidas estructurales de seguridad y prevención. Esta iniciativa fue comparada con la respuesta de la industria Johnson & Johnson frente al incidente del Terrorista de Tylenol, donde un criminal envenenó botellas de paracetamol de la marca Tylenol con cianuro de potasio; ya que su respuesta repercutió en un cambio absoluto para la seguridad de la industria de medicinas y alimentos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-