Cambio climático, impacto directo en enfermedad pulmonar

 07-09-2022
Samara Mejía
   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

En las últimas cinco décadas en todo el mundo, el cambio climático se ha intensificado y afecta a todo tipo de población, actividades y sistemas de vida. Asimismo, las consecuencias derivadas del cambio climático afectan directamente a la salud, generando, entre otras afecciones, cáncer de pulmón. Dicha enfermedad en México representa un reto importante para la salud pública al ser reconocida como una de las principales causas de muerte, según información del Hospital Houston Methodist compartida con NotiPress.

Asimismo, en el periodo de 1983 a 2012 se presentaron los años más cálidos de los últimos 1,400 años. Esto de acuerdo al último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Y es que, en 2020 se estimó una incidencia de más de 2 millones de casos de cáncer de pulmón en el mundo. Asimismo, se presentaron alrededor de 1.8 millones de muertes por dicha causa. En México, se registraron 7 mil 811 casos nuevos y 6 mil 733 muertes por cáncer de pulmón.

Frente a tal situación, el médico Eric Bernicker del Hospital Houston Methodist, señaló que el tabaco sigue siendo el mayor factor de riesgo para el desarrollo de una enfermedad pulmonar. "Sin embargo, se estima que entre el 15 y el 18% de los cánceres de pulmón en la actualidad no están relacionados al tabaco. Y bien esto podrían ser causados por exposiciones ambientales a la contaminación del aire", señaló.

Es por ello que, actualmente, expertos en salud pública y especialistas en cáncer de pulmón están buscando generar mayor conciencia de cuán peligrosa es la contaminación del aire. En Estados Unidos se encuentran muchas de las plantas de fabricación de productos químicos. Sin embargo, las partículas contaminantes no se quedan solamente en una región, sino que se expanden y afecta a todos de manera global.

Las repercusiones de los gases que genera el efecto invernadero en la salud se expulsan al quemar combustibles fósiles pueden respirar. Y si bien el cáncer de pulmón es un riesgo, también aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. De esta forma, la población más vulnerable es la infantil, debido a que son más sensibles a factores desencadenantes de la salud. En ese sentido, el plomo sigue siendo un importante contaminante ambiental y precursor en el cambio climático causando problemas neurológicos. Uno de ellos podría ser el asma; las reacciones de dicha enfermedad siguen siendo un gran problema para muchos niños.

De este modo, las enfermedades desencadenadas por la contaminación del aire no son solo un problema médico, también es un tema de injusticia social. Ya que las personas que son más vulnerables a los efectos del cambio climático tienden a ser personas que provienen de áreas de bajos ingresos o países de bajos ingresos, de acuerdo con el hospital.

Finalmente, el experto oncólogo del Hospital Houston Methodist hizo un llamado para crear conciencia y llevar a cabo mayores investigaciones sobre los efectos del cambio climático. "Debemos tratar de limitar la barrera de los combustibles fósiles, por supuesto, por razones de cambio climático. Pero también para reducir los riesgos de las personas por, nuevamente, desarrollar cáncer de pulmón u otras consecuencias de la contaminación del aire."




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS