Científico de MIT planea sentar las bases para la computación cuántica

 20-01-2021
Antonio Moreno

 

   

 

Crédito foto: Sampson Wilcox en MIT News

Crédito foto: Sampson Wilcox en MIT News

 

Las computadoras cuánticas podrían solucionar problemas complejos en minutos, mientras una computadora promedio podría tardarse miles de años. Para lograr su creación, científicos se esmeran en solucionar obstáculos como la estabilidad de su lenguaje computacional y la radiación del sistema. Debido a ello, el ingeniero eléctrico en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), William D. Oliver, planea sentar las bases para el uso universal de computación cuántica.

Oliver, recientemente nombrado titular en el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación del MIT, está desarrollando una computadora cuántica. Esta, sería capaz de mejorar el procesamiento de información y simular sistemas complejos en menor tiempo que otro dispositivo convencional. "Nuestra misión es construir las tecnologías fundamentales necesarias para escalar en la computación cuántica", afirmó el también profesor de dicha institución.

Una computadora convencional guarda información en bits binarios, con valor de 0 y 1; las computadoras cuánticas guardan información en qubits. Gracias a un fenómeno cuántico llamado superposición, los qubits pueden contener un 0, 1 o cualquier combinación entre estas posibilidades. Esto significa, en teoría, la computación cuántica puede procesar información mucho más rápido que cualquier dispositivo conocido hasta ahora.

Sin embargo, esta tecnología por ahora es inconsistentes debido a su sistema de superposición de qubits, el cual es frágil. En un proceso llamado decoherencia, los qubits pueden fallar y perder su información cuántica ante la más mínima perturbación del material. Por ahora, estos procesos son teóricos y funcionan a una escala pequeña: "Ahora estamos intentando en incrementar el tamaño de dichos sistemas para que podamos hacer problemas que realmente sean significativos", explica Oliver.

Asimismo, el científico detalla, trasladar la ingeniería de los sistemas cuánticos en máquinas útiles y a gran escala requerirá de todos los departamentos del MIT. Por ahora, un avance presentado por Oliver es la creación de un sistema eléctrico de aluminio para mantener la temperatura de los quibits y así evitar la decoherencia. También, el ingeniero piensa, las computadoras convencionales pueden ayudar a desarrollar las computadoras cuánticas del futuro cercano. Estas computadoras gestionarían algoritmos y enviarían cálculos precisos para que el ordenador cuántico se ejecute antes de que sus quibits decoheren.

El trabajo en conjunto de investigadores y científicos no sólo del MIT, así como el uso de los ambas computadoras podría hacer universal el uso cuántico de la computación. Es necesario desarrollar nuevas tecnologías para adaptar sistemas que resuelvan los obstáculos en la creación de estos ordenadores. Ello determinaría el futuro de la computación y ayudaría a resolver misterios científicos que necesitan realizar cálculos complejos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS