Cómo impacta la tecnología 5G en la salud según una encuesta a consumidores

 24-12-2020
Sergio F Cara

 

   

 

Crédito foto: Sergio F Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio F Cara (NotiPress)

 

Deloitte, firma global de consultoría, lanzó en su informe "Technology, Media, and Telecommunications Predictions 2021" en diciembre de 2020, las tendencias tecnológicas, entre las que se involucra las redes 5G. Una encuesta a consumidores en mayo de 2020 reveló que el 20% las personas respondieron de manera positiva a la afirmación "Creo que hay riesgos para la salud asociados con 5G".

Asimismo, dos percepciones que recogió la firma consultora se relacionan a que la tecnología 5G causa cáncer y debilita el sistema inmune, por ello, propicia los contagios de Covid-19. Ambas percepciones son "tremendamente exageradas", sostiene el informe, debido a que no existe un vínculo que relacione el crecimiento de las infecciones con el despliegue de las redes.

Pese a la existencia de evidencia científica para demostrar que no existe impacto adverso en la salud, Deloitte predice, un 10 o 20% de la población adulta en economías avanzadas, equiparará de forma errónea la tecnología 5G con posibles problemas de salud.

Confusión de los términos radiación y radioactividad

Una posible explicación del fenómeno de percepción negativa de las personas, puede deberse a cómo se fusionaron las palabras radiación y radiactividad. En particular, el uso indiscriminado de ambas palabras se remonta al lanzamiento de las bombas de Hiroshima y Nagasaki en 1945, sostiene el informe. Por ello, la "radiación" a menudo se asocia erróneamente con la destrucción a gran escala. "De manera similar, la ‘radiación’ (en realidad, la radioactividad), también está asociada con el cáncer, lo que refuerza la connotación de peligro mortal de la palabra", agrega.

Radiación no es inherentemente radioactiva y aquí radica gran parte de la confusión por parte de las personas. La radiación es un proceso por el cual, cualquier objeto emite energía. Podría ser un ser humano, un radiador o una estrella. Además, la emisión se puede dar en forma de calor, luz o partículas. Esta radiación, luego de viajar por aire, calor o agua, es absorbida por otro objeto (como el cuerpo humano, un aparato o cualquier otra cosa). "La mayoría de nosotros estamos expuestos regularmente a múltiples tipos de radiación, más comúnmente en forma de luz solar", explica.

Con base en la definición anterior, la tecnología 5G genera radiación, pero en niveles seguros y nada de eso es radiación radiactiva. Asimismo, los parámetros permitidos no generan un riesgo significativo de cáncer ni tampoco debilitan el sistema inmune que permita la propagación de Covid-19.

El temor a la tecnología de redes 5G no es nuevo, ya que en el pasado, ocurrió algo similar con la televisión y Wi-Fi. En menor medida, el temor también se dio en las redes TETRA, un sistema utilizado para radios privadas como los servicios de emergencia. Según el informe de tendencias para 2021, este tipo de ideas generalmente se propagan en redes sociales, donde no se tiene apego a si la información es imprecisa y se suele utilizar un lenguaje sensacional pero plausible. En realidad, la potencia detrás de la radiación de radiofrecuencias generadas por las redes móviles, se encuentra controlada, sin presentan riesgos para los consumidores.

A fin de comprender cómo son medidos los riesgos que pudiera implicar la tecnología 5G, la Comisión Internacional de Protección contra Radiación No Ionizante (ICNIRP) con sede en Alemania, trabaja con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evaluar los parámetros de la banda 5G.

Para Deloitte, la controversia en torno a las redes 5G podría afrontarse con debates sobre formas efectivas de prevenir la proliferación de información errónea en redes sociales. Si bien la firma concluye que el impacto de la tecnología 5G en la salud es inocuo, la percepción de los consumidores se mantiene en una perspectiva negativa, según las encuestas.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS