Creciente la brecha salarial de género en la industria de tecnología

 04-12-2019
Marisa Silva

 

   

 

De acuerdo con un estudio realizado por la organización Global Shapers, basado en la Encuesta de Salarios de Software Guru 2017, en México las empresas de software presentan una media salarial 30% menor para las mujeres, con 28 mil 533 pesos mensuales, mientras que la de los hombres es de 37 mil 201 pesos.

Un factor relevante del estudio es la determinación de que la brecha de género en el sector de la industria de tecnología es mayor en instituciones educativas y de gobierno, y poco frecuente en las startups. Sin embargo, al referirse a empresas de sectores no relacionados con las tecnologías de la información la brecha es poco observada e incluso menor al promedio establecido.

También resalta la restricción para las mujeres de ocupar puestos de toma de decisión o de alta responsabilidad dentro de las organizaciones, siendo en estos niveles donde la brecha se apertura aún más, a pesar de que las mujeres cuenten con la experiencia profesional suficiente con relación a los hombres.

Al comparar información del estudio de Software Guru con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2016, destaca que los datos relacionados con la brecha del sector tecnológico son iguales a las condiciones reportadas en el mercado nacional laboral, ya que las mujeres trabajadoras en México también obtienen remuneraciones económicas 30 por ciento menores en comparación con los hombres, impactando en las oportunidades de crecimiento de las mismas.

Ricardo Ramírez, maestro en Políticas Públicas y Género por parte de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), declaró para NotiPress que "para mitigar estas desigualdades, es conveniente que las áreas de capital humano de las empresas públicas y privadas diagnostiquen y determinen las brechas de género, para aplicar medidas afirmativas temporales como la vacancia o promoción exclusiva, que propicien un empoderamiento real de las mujeres trabajadoras".

El estudio de Global Shapers desmiente la posibilidad de que la diferencia salarial esté atribuida a una mayor preparación académica para los diferentes niveles de trabajo en el sector tecnológico, determinando que la diferencia permanece, aun cuando las mujeres cuentan con similares conocimientos y existen casos frecuentes donde están sobre calificadas para las plazas ocupadas.

Lo anterior, implicaría que la discriminación es directa y atribuida a una falta de igualdad de oportunidades por cuestiones de género, razón por la cual diversas organizaciones luchan actualmente por visibilizar el problema y otorgar a las mujeres y empresas las herramientas para romper el llamado "techo de cristal" que les limita.