El entorno social influye en la respuesta a los protocolos contra Covid-19

 29-12-2021
Jorge Cerino
   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

Durante la pandemia se han observado diferencias en el nivel de apego a las medidas contra la Covid-19 en diferentes comunidades. Por ejemplo, en España un 96.4% de personas utilizan cubrebocas en exteriores, mientras en Suecia sólo lo hacen un 12.1%, según números de la plataforma Statista. Incluso entre las comunidades al interior de los países se observan diferencias que desde el principio de la pandemia se atribuyen al entorno social, aunque se desconocían los detalles de esta relación. Recientemente un estudio de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign revisó cómo ha influido el llamado capital social en los comportamientos de salud pública durante la pandemia en Estados Unidos.

Según un comunicado de la universidad, el capital social mide qué tan bien se conectan las personas con sus familias, comunidades, lugares de trabajo y grupos religiosos. El capital social se determina mediante factores demográficos, entre ellos la unidad familiar, la interacción familiar, el apoyo social, la salud comunitaria, la salud institucional y la filantropía.

La investigación publicada en la revista PLoS One analizó los cuatro aspectos del capital social que más varían al interior de Estados Unidos. Estos fueron la unidad familiar; la salud comunitaria o el involucramiento de la población en actividades como voluntariado y actividades religiosas; la salud institucional entendida como la participación de una comunidad en elecciones y censos. También la confianza en instituciones (medios de comunicación, empresas, escuelas, etc.) y la eficacia colectiva, es decir, cuán dispuesta está un área a trabajar para mejorar su comunidad.

Estos datos de capital social se compararon con las tasas de vacunación, la vacilación en la vacunación, el uso de mascarillas y la movilidad respecto a los protocolos contra la Covid-19. El estudio identificó que los niveles de salud institucional se correlacionan con los niveles de vacunación. En consecuencia, los lugares con un alto nivel de salud institucional tienen una alta tasa de vacunación, mientras aquellos con un nivel bajo tienen una mayor vacilación a la vacunación. En el caso del uso del cubrebocas y la movilidad son bajos en áreas donde hay una carencia de actividades religiosas y participación en voluntariados.

Además, se encontró correlación entre los niveles de unidad familiar con la movilidad en lugares residenciales, como visitar a amigos o familiares en casa. Como conclusión general, la investigación descubrió que la medida general de capital social de una población impacta mayormente en dos comportamientos de salud pública: la tasa de vacunación y la movilidad residencial.

Previamente otro estudio publicado en la revista PLoS One descubrió el efecto de otras variables sociales en la disposición de la gente de apegarse a los lineamientos contra la Covid-19. Encontraron que la disposición de respetar las medidas de protección se relacionó en gran medida con la confianza de las personas en su gobierno. También con la confianza en otras personas y, en particular, en la ciencia. Adicionalmente, quienes más respaldan los principios morales de equidad y cuidado demostraron una mayor inclinación a confiar en la ciencia y una mayor disposición de respetar los protocolos contra la Covid-19.

Similarmente, un estudio publicado en la misma revista encontró un vínculo con las fuentes de información y el apego a los lineamientos contra la Covid-19. Las personas quienes reportaron un mayor conocimiento sobre la Covid-19 también reportaron recurrir a medios tradicionales, el gobierno o proveedores médicos como sus principales fuentes de información. Mientras tanto, aquellos con un nivel más bajo de conocimiento sobre la Covid-19 prefirieron fuentes informales como las redes sociales o familiares y amigos. Este último grupo mostró una menor probabilidad de participar en los protocolos de protección contra la Covid-19, según el estudio.

Entender cómo el entorno social influye en la respuesta a los protocolos contra la Covid-19 puede ayudar a los gobiernos e instituciones de salud a enfrentar mejor las próximas pandemias. Información como la de estos tres estudios dan pistas sobre cuáles comportamientos sociales deben fortalecerse para conseguir un mayor apego a las medidas de salud pública durante la crisis presente y las futuras.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS