Estudio revela que astronautas pierden glóbulos rojos durante viajes al espacio

 23-01-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto:

Crédito foto:

 

Un primer estudio realizado por el Hospital de Ottawa reveló que los viajes espaciales pueden causar recuentos más bajos de glóbulos rojos (GR), un hecho conocido como anemia espacial. El artículo publicado en Nature Medicine mostró los análisis de 14 astronautas cuyo cuerpo tuvo un 54% más de desgaste en cuestión de glóbulos rojos, en comparación con una persona promedio.

Ante esta situación, el doctor y coautor del estudio Guy Trudel, explicó que la anemia espacial se ha reportado constantemente cuando los astronautas regresaron a la Tierra desde las primeras misiones espaciales. "Cuando un astronauta llega al espacio, se destruyen más sus GR, y esta afección dura mientras permanece en el espacio", agregó.

De acuerdo con el sitio web Cancer.Net, cuando hay una pérdida de glóbulos rojos en el cuerpo y están por debajo de lo normal, se produce anemia. Al no recibir suficiente oxígeno al cuerpo, su funcionamiento puede desencadenar otras enfermedades como artritis reumatoide, lupus, tuberculosis, problemas renales e incluso cáncer.

En un inicio, se creía que la anemia espacial era una adaptación rápida a los fluidos donde se desplazan hacia arriba del cuerpo del astronauta al llegar por primera vez al espacio. Bajo esta teoría, los astronautas pierden 10% del líquido en sus vasos sanguíneos, además, se pensaba que perdían 10% de los glóbulos rojos y volvían a la normalidad luego de 10 días.

Sin embargo, el doctor Trudel y su equipo descubrió que la destrucción de GR era un efecto primario de estar en el espacio y no era causado por los cambios de líquidos. Para demostrarlo, midieron directamente la destrucción de glóbulos rojos en los 14 astronautas durante sus misiones espaciales en 6 meses.

Los investigadores señalan que en la Tierra, una persona crea y destruye 2 millones de GR cada segundo; en tanto, los astronautas pierden en el espacio 3 millones de GR cada segundo. Estos resultados fueron los mismo tanto para mujeres como para hombres astronautas quienes permanecieron 6 meses en órbita.

Para lograr este descubrimiento, se utilizaron técnicas y métodos desarrollados por el Hospital de Ottawa para medir con precisión la destrucción de dichos glóbulos. Cada método se adaptó para recoger muestras a bordo de la Estación Espacial Internacional y de esa manera medir las pequeñas cantidades de monóxido de carbono en las muestras de aliento de los astronautas.

Aunque los astronautas pudieron producir moléculas de monóxido de carbono, el equipo de especialistas no pudo medir la producción de glóbulos rojos directamente. Esto se asume porque los astronautas generaron GR adicionales para compensar las células destruidas durante sus misiones especiales. De no haber sido así, los astronautas con anemia severa ya habrían tenido problemas de salud importantes en el espacio.

Hoy en día, el grupo de médicos está considerando el poder aplicar el modelo de análisis de GR en la Tierra, principalmente a los pacientes cuya salud es afectada por la anemia. Además, tienen la intención averiguar con exactitud las causantes de la anemia y encontrar una solución eficaz para tratar o prevenir la anemia en personas promedio o astronautas.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS