¿Qué hará Gxiba-1, el nanosatélite mexicano que lanzará la agencia espacial japonesa?

 23-05-2022
Jorge Cerino
   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

Gxiba-1 es un nanosatélite mexicano que la agencia espacial japonesa (JAXA, por sus siglas en inglés) pondrá en órbita. El nanosatélite es un proyecto a cargo de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y tendrá la misión de monitorear y generar datos de la actividad de los doce volcanes activos de México, según un comunicado del gobierno de México.

Los nanosatélites tienen la particularidad de pesar menos de diez kilogramos, de acuerdo con Alén Space, empresa española del sector nuevo espacio. Este tipo de satélites pertenecen a la familia de satélites pequeños, que pueden pesar menos de quinientos kilogramos. En comparación, los satélites medianos superan ese peso y los grandes incluso exceden los mil kilogramos, según estos especialistas.

Entre las ventajas de los nanosatélites se cuenta un tiempo reducido de diseño y construcción, según un reporte de la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia. También resultan más económicos, comparado con los satélites tradicionales, en cuanto a componentes y el costo de su lanzamiento.

Respecto a sus aplicaciones, la institución destaca los servicios de telecomunicaciones, observación de la Tierra, sensores meteorológicos, laboratorio para programas educativos y estudios geofísicos y geodésicos. También tienen utilidad en la prueba de nuevos desarrollos tecnológicos y en la observación y estudio de los astros. Por sus ventajas y variedad de aplicaciones, dicho reporte considera a los nanosatélites una tendencia tecnológica mundial.

En el caso del nanosatélite mexicano Gxiba-1, el proyecto resultó seleccionado durante el concurso internacional KiboCUBE, de la Oficina de Asuntos del Espacio Exterior de las Naciones Unidas (UNOOSA) y JAXA. El representante de UNOOSA, Hazuki Mori, destacó que UPAEP es la segunda institución de Latinoamérica en participar en KiboCUBE. El comunicado también resalta el origen del nombre del nanosatélite, cuyo significado en zapoteco expresa el concepto complejo de universo o estrellas.

Anteriormente, la UPAEP desarrolló el nanosatélite AztechSat-1, consiguiendo ser, en 2019, el primer nanosatélite mexicano en la Estación Espacial Internacional, según la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA). Este desarrollo se realizó con la misión de verificar comunicaciones entre satélites y contribuir con la estrategia de transmisión a desarrolles de satélites pequeños, detalla la agencia.

Con este nuevo nanosatélites, México busca contribuir en el desarrollo de la carrera espacial, además con la misión social de monitorear la actividad volcánica del país. Cabe destacar el papel relevante de dicho tipo de tecnología en la industria del nuevo espacio, donde estos desarrollos se han vuelto tendencia alrededor del mundo.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS