Tsunamis se detectarán rápidamente gracias al campo magnético del movimimiento marino

 24-12-2021
Ali Figueroa
   

 

Crédito foto: Gabriel Testoni en Unsplash

Crédito foto: Gabriel Testoni en Unsplash

 

Un estudio publicado por la Unión Americana de de Geofísica (AGU, por sus siglas en inglés) informó, el movimiento del agua durante los maremotos y terremotos genera un fuerte campo magnético que puede ayudar a predecir los tsunamis rápidamente. Con sensores y placas de presión se podrá indicar la presencia de un tsunami antes del cambio de marea en las costas, con objeto de tomar medidas preventivas.

Según el equipo de investigación a cargo del académico de la Universidad de Kyoto, Zhiheng Lin, las variaciones magnéticas del mar se pueden medir con placas de presión especializadas. Estos dispositivos, que reaccionan al movimiento mecánico de las olas y corrientes, pueden dar información adecuada la intensidad del oleaje. Bajo esta línea los científicos informaron, este magnetismo puede compararse con el campo geomagnético que generan las placas tectónicas para obtener información con la capacidad de predecir rápidamente las mareas y tsunamis.

En una entrevista para el medio de análisis NewScientist, la especialista en geomagnetismo por parte de la Universidad de Colorado Neesha Schnepf comentó, los sensores para detectar movimiento en las corrientes y campos magnéticos deberán instalarse en las zonas más profundas y céntricas de los océanos. Esto con objeto de predecir su comportamiento lejos de las costas y emitir avisos de prevención oportuna para las autoridades locales.

La iniciativa requiere un trabajo de cooperación entre las instancias encargadas de la observación marina y geológica, como en el caso del Servicio Sismológico Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Los especialistas estadounidenses indicaron, la profundidad de maremotos y terremotos será un factor de peso para determinar el curso de las marea. En ese sentido es indispensable contar con la comunicación adecuada entre las instancias encargadas de la medición de ambos sensores, así como el acceso a su información.

De acuerdo con Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) los tsunamis se mantienen como un importante riesgo ambiental y de salud. La agencia divide las repercusiones del tsunami en efectos inmediatos, secundarios, y de largo plazo; mismos que cambian según la vulnerabilidad del país en cuestión. Dentro de los factores inmediatos se encuentran la disponibilidad de alimentos y agua potable para los supervivientes del desastre natural. Así como los canales de comunicación con sus seres queridos y las instituciones encargadas de proveer servicios de protección. A continuación se encuentran los factores de contaminación en los servicios de las comunidades afectadas; y finalmente los efectos a largo plazo corresponden con la infraestructura y posibles enfermedades infecciosas.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS