¿Son los wearables una amenaza de ciberseguridad? Esto afirman los expertos

 18-06-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Luke Chesser vía Unsplash

Crédito foto: Luke Chesser vía Unsplash

 

Según la empresa de ciberseguridad ESET, la información que transita a través de wearables y otros dispositivos inteligentes es una fuente de datos tentadora para los ciberdelincuentes. Esto último representaría una amenaza considerable para el bienestar de los usuarios de tales dispositivos.

Datos reportados por la fuente citada, señalan que la industria de los wearables podría crecer exponencialmente en los siguientes seis años. Esta situación se debe a su crecimiento anual del 12,5 por ciento, cuyo valor económico podría alcanzar en 2028 un máximo de 118 mil millones de dólares.

Por ejemplo, la información médica que monitorea un smartwatch, contactos, notificaciones, llamadas o mensajes son algunos elementos que podrían representar una amenaza en cuanto a ciberseguridad. En ese sentido, los ciberdelincuentes tendrían múltiples formas de monetizar los ataques a los wearables inteligentes y al ecosistema relacionado con aplicaciones y software.

Uno de los principales es que pueden interceptar y manipular información, contraseñas o desbloquear dispositivos robados. También existe la posibilidad de que roben datos personales o bancarios con el objetivo de venderlo a terceros, por lo cual existiría una amenaza directa a la ciberseguridad de los usuarios.

Otro riesgo muy común es que la mayoría de los wearables registra la ubicación de los usuarios y con esa información los ciberdelincuentes pueden construir un perfil. Ello con la finalidad de extorsionar o incluso, atacar físicamente a las personas si se tiene la información exacta de su ubicación.

Con información de la empresa de ciberseguridad mencionada, el punto más débil aprovechado por los ciberdelincuentes en los wearables es el bluetooth. Este se utiliza, generalmente, para emparejar dispositivos portátiles con uno o más smartphones. Por ello, se han descubierto múltiples vulnerabilidades cuyo fin es bloquear los aparatos, espiar o manipular distintos aspectos, lo cual representa una amenaza de ciberseguridad.

Los mismos accesorios también pueden representar una amenaza a la ciberseguridad, sobre todo cuando el software es vulnerable debido a su desarrollo deficiente. Cuando no es un reloj de calidad o no tiene un software autorizado, los errores de código suelen estar muy presentes y pueden conducir a filtraciones, pérdida de datos y más.

Asimismo, las aplicaciones son una vía de ataque, principalmente cuando son programadas deficientemente o estan vinculadas con más de un dispositivo. Esto puede hacer que se descarguen accidentalmente aplicaciones falsas que representan una amenaza para la información personal de los wearables.

Debido a esta situación, ESET compartió con NotiPress algunos consejos a fin de proteger los datos de los usuarios mientras utilizan wearables. En primera instancia, sería primordial activar la autenticación en dos pasos, así proteger la pantalla de bloqueo con contraseña a fin de evitar cualquier amenaza.

Igualmente, sería importante tener actualizado el software del wearable, limitar los permisos de acceso a las aplicaciones y elegir dispositivos de buena calidad con sistemas operativos acreditados. Para los expertos en ESET, los wearables son cada vez más comunes en la vida cotidiana de las personas. Por tal motivo sería indispensable tomar en consideración tales estrategias para salvaguardar la ciberseguridad del usuario y evitar cualquier amenaza.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS