Salud mental es el próximo gran problema en lugares de trabajo

 22-08-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: Pixibay

Crédito foto: Pixibay

 

La salud mental de los trabajadores se convierte rápidamente en una de las principales preocupaciones de las empresas que tratan de retener a los empleados durante la pandemia. A raíz del confinamiento por Covid-19, las compañías se enfrentan a una situación que impide a los colaboradores desarrollarse completamente en sus puestos laborales.

Chris Swift, CEO de The Hartford, una compañía de servicios y seguros explicó: "En estos días hay escasez de trabajadores en todas partes y la salud mental contribuye a un efecto masivo". La pandemia se prolongó y ahora las personas lidian con más pérdidas de todo tipo además del aislamiento, el agotamiento y la adicción aumentan a nivel global.

Un estudio por parte de la consultora de recursos humanos Robert Half, señala que el 44% del personal afirma sentirse cansado en el trabajo. La tasa aumentó un 10% en comparación a 2020 cuando la cifra ascendía al 34% en los los espacios laborales.

En tanto, las muertes por sobredosis de drogas aumentaron un 30% en 2020, es decir, 100 mil decesos más y la mayoría forman parte de sobredosis con opioides. "Las muertes y las adicciones están abonando a la escasez general de los trabajadores", se puede leer en el reporte.

Aunque todo está limitado a los problemas de salud mental en empleados, la realidad es que también está teniendo un impacto negativo económico en las organizaciones. La firma Hartford destacó en su documento que el 31% de los empleados en Estados Unidos experimentan problemas de salud mental; ello contribuye a un golpe financiero en las empresas del 20%.

Expertos en salud mental afirman, para contrarrestar este problema se debe recurrir a terapia en línea y los altos mandos en las organizaciones también deben jugar un papel clave. Por ejemplo, los gerentes deben mantener una comunicación cercana con la plantilla laboral y hacerlos sentir cómodos, sobre todo si están atravesando un problema personal.

Sin embargo, ayudar a los empleados no es tan sencillo, el 71% de los estadounidenses afirman que los estigmas asociados a la salud mental y la adicción impiden buscar ayuda. "Realmente no es sencillo ayudar a toda la fuerza de trabajo, pero cuento más se habla de la salud mental, más rápido desaparece el estigma", precisó Swift.

Hasta el momento, las empresas continúan desarrollando nuevas estrategias para contrarrestar los efectos negativos derivados de la salud mental. Una situación que se convierte en un tema fundamental para entender cómo se encuentran los trabajadores y solucionar sus preocupaciones.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

?>