Por qué el uso de cubrebocas es efectivo para las personas vacunadas contra Covid-19

 29-07-2021
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto: Dennis Rochel en Unsplash

Crédito foto: Dennis Rochel en Unsplash

 

De acuerdo con Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), las personas vacunadas contra Covid-19 deben usar cubrebocas para alcanzar la meta de inmunidad. Ello con motivo de la presencia de la variante delta reportada por autoridades sanitarias, misma que ha generado dificultades para las empresas. En ese sentido, expertos de la salud realizan esfuerzos por resaltar la ciencia detrás del uso de cubrebocas, incluso para aquellas personas que ya han sido vacunadas.

Pese a los anuncios anteriores realizados por los CDC, los nuevos lineamientos sanitarios de diversos países comienzan a considerar nuevamente el uso obligatorio de cubrebocas. Información publicada por este organismo indicó, existen al menos 5 mil 914 casos reportados de pacientes de Covid-19 que se infectaron después de haber sido inmunizados con la vacuna en territorio estadounidense. Al respecto especificaron, estos datos corresponden a las dosis y marcas aprobadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), y se consideró para personas con 14 o más días de su cuadro de vacunación completo.

Anteriormente en Estados Unidos más de 100 académicos de diversas áreas realizaron un llamado a usar cubrebocas ante anuncios oficiales que permitían estar sin mascarillas, acompañados de una serie de protestas anti-cubrebocas. El anunció más importante ocurrió en mayo, cuando Rochelle Walensky, directora de CDC Estados Unidos, indicó para las ruedas de prensa, las personas vacunadas pueden participar en todo tipo de actividades sin llevar cubrebocas ni guardar distancia. Según la petición firmada por los especialistas, la evidencia científica sobre el uso de cubrebocas, incluso después de la vacunación, comprende una serie de puntos que permanecen vigentes.

Las personas pueden contagiar con mayor facilidad durante el primer periodo de la infección; donde pueden o no presentarse síntomas que indiquen la presencia de la enfermedad. Debido a las dimensiones del virus Sars-Cov-2, 100 nanómetros (nm) según un estudio de eLife, este se adhiere a la saliva, por lo que una barrera física como el cubrebocas es efectivo. Lugares donde el uso de cubrebocas fue obligatorio presentaron bajos contagios luego de las primeras semanas de dicha implementación, tanto en espacios abiertos como cerrados.

Asimismo, debido a que en países como México las jornadas de vacunación no han cubierto todos los grupos de edad dispuestos por las regulaciones internacionales, el uso de cubrebocas se mantiene indispensable. En el caso de los jóvenes, especialistas resaltaron, asegurar la vacunación es clave para mantener bajas las cifras de contagio. Por tal motivo, el uso de las mascarillas cumple la función de proteger a la población que aún no cuenta con su cuadro de vacunación completo, concluyeron científicos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS