Vapear puede ayudar a dejar de fumar, pero solo si el usuario quiere hacerlo: estudio

 29-12-2021
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Antonin Fels en Unsplash

Crédito foto: Antonin Fels en Unsplash

 

De acuerdo con la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), los cigarrillos electrónicos no son dispositivos aprobados para dejar de fumar. Esto aplica a cualquier tipo de cigarrillos electrónicos o dispositivos que calientan líquidos con nicotina y se inhalan hacia los pulmones. Sin embargo, un reciente estudio publicado en JAMA Network afirma que existe una asociación en fumadores quienes interrumpieron su consumo del tabaco con los cigarrillos electrónicos. Para obtener estos resultados, la prueba se realizó a mil 600 fumadores adultos quienes inicialmente no consumían cigarrillos electrónicos y además no tenían planes de dejar de fumar.

Asimismo, los voluntarios fueron puestos a prueba en 3 tipos de entrevistas diferentes en un periodo de tiempo de octubre de 2014 a noviembre de 2019. El uso diario posterior de cigarrillos electrónicos se asoció significativamente con una probabilidad 8 veces mayor de interrupción del tabaco convencional en comparación a los cigarros electrónicos. Una de las principales respuestas en la serie de preguntas fue que los fumadores adultos interrumpieron su consumo de tabaco gracias al cigarrillo electrónico. Según los especialistas, esta asociación puede estar derivada por las características demográficas y los cigarrillos fumados por día.

También, esta situación se asoció con mayores probabilidades de interrumpir el consumo del tabaco convencional entre los fumadores. "Estos hallazgos apoyan la idea de poder dejar de fumar y es lo que ahora debemos evaluar potencialmente", indicó Kathryn Edwards, coautora del estudio.

La coautora del estudio explicó que dejar de fumar se ha restringido a los fumadores quienes realmente desean hacerlo, pero jamás con aquellos que jamás tienen una intención de dejar de fumar. "Los fumadores diarios, regularmente no quieren dejar de fumar y estos resultados rompen con cualquier teoría hecha previamente", añadió Edwards.

Cabe señalar, una teoría de larga información sugiere que dar incluso el primer paso hacia la contemplación de dejar de fumar puede tener un impacto positivo en las tasas de abandono del hábito de fumar. Por tanto, la evaluación también analizó las intenciones de dejar de fumar tratando de comprender los rangos de impactos potenciales de los cigarrillos electrónicos con el abandono neto del tabaco convencional.

Hoy en día, la FDA busca mejorar el enfoque del estudio para averiguar si el vapeo o cigarrillo electrónico tiene beneficios reales para los fumadores quienes están en el proceso de superar su adicción a fumar. A pesar de ello, todavía existen riesgos muy altos sobre el vapeo, principalmente en menores de edad quienes comienzan a consumir estos productos en grandes cantidades sin medir consecuencias.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS