Robótica colaborativa volverá a las empresas más eficientes y sostenibles

Robots colaborativos, la apuesta por parte de las industrias para hacer empresas más eficientes y sostenibles

Incluir en los procesos de producción de una empresa la robótica colaborativa será indispensable para convertirse en una marca sostenible y más eficaz

Con la llegada de tecnologías como el aprendizaje automático, inteligencia artificial, realidad virtual y realidad aumentada, el avance de la robótica está cambiando todas las industrias a nivel global. Cada vez es más común que los robots sean un punto clave en la industria 4.0 gracias a su capacidad de generar respuestas más rápidas, eficientes y sostenibles. Automatizar procesos mediante la robótica colaborativa es de gran utilidad para hacer un uso más eficiente y sostenible de los recursos de una empresa. Los robots colaborativos o cobots, llevan existiendo desde 1990, pero no fue hasta 2014 que comenzaron a ser indispensables en la automatización industrial.

Una de sus principales ventajas es la posibilidad de ser eficaz y, al mismo tiempo, amigable con el planeta. Cuando se habla de eficacia y sostenibilidad, un cobot puede aportar a una empresa la gestión inteligente de los recursos y reducir el impacto al medio ambiente. Todo ello debido a su gran exhaustividad y el manejo de datos que permite crear modelos predictivos.

Manuel A. Sordo, general manager de Universal Robots en América Latina, destacó en un comunicado que, existe un mejor aprovechamiento de todos los consumibles cuando se trabaja con soluciones automatizadas. "Los cobots trabajan con menor margen de error, reduciendo la cantidad de productos defectuosos y sobrantes, ello permite menores repercusiones negativas en una producción", indicó. Según Sordo, también existe una ventaja en incentivar las producciones locales cuando las aplicaciones son más rentables. La accesibilidad de cobots para las pymes facilita cualquier producción generando riqueza en las economías locales.

Dentro del ambiente laboral, la robótica colaborativa puede interactuar con el capital humano en un mismo espacio de trabajo sin necesidad de invertir importantes sumas de dinero en medidas de seguridad. Además, pueden optimizar la producción de cualquier empresa y su precio es razonable y accesible, en comparación a los robots convencionales.

La robótica colaborativa se desarrolló con la intención de ser una aliada para la fuerza de trabajo humana, empleando procesos productivos en un entorno más seguro, flexible y eficaz. También, libera a los trabajadores de tareas repetitivas y peligrosas, brindando la oportunidad de emplear su creatividad y explotar su potencial en áreas específicas dentro de una organización.

En tanto, la robótica colaborativa es un facilitador para el planeta, y de esa manera obtener mayor control sobre la producción de forma consciente. Por ahora, las fábricas están integrando en mayor medida a los cobots con redes de máquinas y sistemas, una jugada estratégica para dar el siguiente paso a la industria 4.0.