Estas son las innovaciones en conducción de los nuevos modelos Tesla

 31-01-2021
Antonio Moreno

 

   

 

Crédito foto: tesla.com

Crédito foto: tesla.com

 

La nueva versión del Model S y Model X de Tesla tendrán cambios importantes en el diseño de su cabina de conducción. El cambio más ‘controversial’ fue eliminar la palanca de cambios y trasladarlos en botones adaptados a la pantalla horizontal a la derecha del volante. Los cambios de velocidades se harán de manera automática utilizando la tecnología de conducción autónoma según una filtración de documentación y suposiciones hechas por el dueño de la compañía, Elon Musk.

Desde hace años Tesla mantiene la idea generalizada en Silicon Valley de "eliminar fricciones", y eliminar la palanca de cambios PRND (por Parking, Reverse, Neutral y Drive, modos de conducción en inglés) se adapta a dicha propuesta. Ahora el nuevo diseño del Model S y Model X prescindirán de dicha interfaz de cambios; en lugar de la palanca existirán botones en la pantalla principal para efectuar los cambios.

Un documento de la compañía obtenido por el medio Electrek, señala, el auto utilizará los sensores de autopiloto para, automáticamente, determinar el modo de conducción adecuado en el momento y seleccionarlo. Por ejemplo, si el automóvil se encuentra frente a una puerta de garaje, este la detectará y cambiará automáticamente a reversa una vez que el conductor pise el freno.

El fundador de Tesla, Elon Musk, escribió en Twitter refiriéndose al auto: "No más direccionales. El auto ‘adivina’ el modo de conducción por medio de los obstáculos que ve, contexto y el mapa de navegación. Puede no hacerle caso a la pantalla táctil".

También, otra de las innovaciones de diseño está en el volante del auto, el cual dejó de ser circular y pasó a tener una forma de "U". El volante estará equipado con los mismos controles de "scroll" vistos en los Model 3 y Model Y. Pero ahora, el nuevo diseño incluye comandos de voz y botones táctiles para encender direccionales, luces altas, el claxon, modo autopiloto, limpiaparabrisas.

En la parte trasera se incluirá además una pantalla táctil de ocho pulgadas desde la cual se accede a la multimedia, juegos y la calefacción de los asientos traseros. La versión más sencilla de estos autos tendrá una autonomía de 663 kilómetros; sin embargo, la versión más equipada contará con 840 kilómetros de autonomía.

Con estas innovaciones en el diseño de los autos Model S y Model X, Tesla apuesta por crear cada vez autos más autónomos capaces de circular en vías públicas. Estos cambios en la cabina amplían la visión de comodidad en automóviles y marcan un nuevo paradigma en la conducción.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS